6 de abril de 2022; Comisión de Legislación del Trabajo y Seguridad Social

Casa de Galicia, el final

SEÑOR SUBSECRETARIO DEL MTSS, DR. MARIO ARIZTI Comenzaré hablando un poco sobre los antecedentes inmediatos de Casa de Galicia y por qué llegamos a la situación en la cual estamos. En primer lugar, el 15 de octubre de 2021 se declaró el concurso por el ex presidente de Casa de Galicia. El 26 de octubre de 2021 se decreta por parte del Poder Ejecutivo la intervención. El 18 de noviembre de 2021 se designa como síndico a la LIDECO y se determina el cese de la intervención administrativa. El 23 de diciembre de 2021 cesan las actividades en Casa de Galicia y, en dicho mes, el Ministerio de Salud Pública hace un acuerdo con el síndico y con ASSE para continuar con la prestación asistencial. – 2 – A partir de ahí, el Ministerio comienza a reunirse con los gremios, tanto médico como no médico. Un primer tema que se planteó en su momento, el 7 de enero, era el pago del salario del aguinaldo que había quedado pendiente; se hicieron gestiones, cuestión que se concretó. El 8 de febrero del corriente se aprueba la Ley Nº 20.022, que faculta al Poder Ejecutivo a movilizar a los usuarios de Casa de Galicia, asegurándoles un destino al sanatorio, al propio inmueble, y se procura asegurar fuentes laborales y profesionales, tanto de los no médicos como de los médicos. Cabe decir que esta ley fue aprobada en forma unánime por todos los partidos políticos. Realmente, la ley tiene una especie de hoja de ruta, porque establece los caminos que debe seguir, tanto el Ministerio de Salud Pública en la selección de los prestadores, como el Ministerio de Trabajo y Seguridad Social en la asignación de los recursos humanos, ya sean técnicos, médicos o de otra característica Es así que el 23 de febrero se promulgó el Decreto Nº 63/2022, en virtud del cual se eligieron en forma concreta los prestadores destinatarios. Estos prestadores son: Círculo Católico, Cudam, Hospital Evangélico, Universal y Crami. Y los usuarios a distribuir en estas mutualistas nombradas son, aproximadamente, 37.763. Es importante tener las cifras de usuarios que tiene cada mutualista al día de hoy -este plazo era hasta el 31 de marzo pasado-, que son las siguientes: Círculo Católico, 18.148; Cudam, 4.289; Hospital Evangélico, 7.979; Universal, 6.125, y Crami, 1.222. Una vez distribuidos los usuarios, comenzaron las reuniones que establece la propia ley en el marco de los Consejos de Salarios con el Sindicato Médico del Uruguay, con el SAQ (Sindicato Anestésico Quirúrgico), y con el personal no médico, cuyo gremio es la FUS, y también se escuchó al sindicato de base de Casa de Galicia. El total de personal que debería ser distribuido -y ahora vamos a ver cómo se distribuye o qué expectativas hay- es de 2.092 trabajadores. Acá estoy comprendiendo a todo trabajador más allá del vínculo con respecto a la ex Casa de Galicia. Si hacemos una discriminación de estos 2.092, podemos decir que de trabajadores no médicos tenemos 1.156 no médicos dependientes, 137 no médicos no dependientes. Con respecto a los trabajadores médicos, tenemos 676 dependientes y 123 no dependientes. Es así que se forma una base de datos tomando en cuenta la nómina que lleva a cabo el BPS. A su vez, el Ministerio de Trabajo y Seguridad Social creó una web para actualizar datos y para que cada trabajador se pudiera anotar en ella y manifestara su intención de adherirse a este proceso de redistribución con respecto a prestar labores en una futura mutualista de las recién nombradas. ¿Cómo es la situación actualmente? En primer lugar, se llegó a un acuerdo con los trabajadores no médicos. Este acuerdo se firmó el 1º de abril en el ámbito del Consejo de Salarios con la FUS y con los representantes de las mutualistas, y se estableció en resumen lo siguiente. En primer lugar, los prestadores receptores de usuarios de Casa de Galicia seleccionarán e incorporarán 21 funcionarios no médicos por cada 1.000 usuarios; es decir, por cada 1.000 usuarios, las mutualistas incorporan 21 funcionarios, de acuerdo a criterios que veremos más adelante. En segundo término, se trata de una nueva relación laboral con respecto a la mutualista de destino. Se acuerda que en la mutualista de destino se abonará el sueldo que perciben los funcionarios de esa mutualista de destino. En tercer lugar, se establecen determinados criterio de prioridad, que fijaron las propias partes; por ejemplo, se da prioridad a aquel trabajador que tenía como único ingreso Casa de Galicia; se da como prioridad en segundo lugar a la jefa de hogar con menores a cargo o personas con capacidades diferentes y se establece una comisión de – 3 – seguimiento, porque hablando con las mutualistas pensamos que este proceso de distribución llevará aproximadamente dos meses y pueden surgir una serie de inconvenientes, de obstáculos, problemas logísticos o problemas administrativos de altas, bajas; por lo tanto, consideramos oportuno que se formase una comisión integrada por todas las partes. Eso con respecto a los trabajadores no médicos. Quiere decir que si pasamos raya acá, la verdad es que hicimos un gran trabajo conjuntamente con Salud Pública, con la JUNASA y con el Banco de Previsión Social. Y ya estamos en marcha para el proceso de distribución. Con respecto a los trabajadores médicos, hubo tres o cuatro reuniones en el marco de los Consejos de Salarios, sin perjuicio de los intercambios naturales que se hacen de manera informal y por teléfono con los diferentes gremios. Hoy por la tarde, a la hora 16 y 30, habrá una nueva convocatoria del Consejo de Salarios de los médicos, a los efectos de llegar a un acuerdo, estableciéndose, sobre todo, el parámetro de distribución: qué mutualistas y en qué proporción adquirirían trabajadores médicos. Según conversaciones que hemos mantenido, auguramos que podamos tener buenos resultados en el día de hoy. Sin perjuicio de estos dos acuerdos, que permiten la distribución de los funcionarios y de acuerdo a la ley, el Ministerio de Trabajo y Seguridad Social va a quedar administrando una bolsa de trabajadores, que son aquellos que por el momento no son distribuidos, que demora su distribución o, directamente, la mutualista no los selecciona por equis motivo. Esa bolsa de trabajo, de acuerdo con la ley, la debe administrar el Ministerio de Trabajo y Seguridad Social. Otro punto a destacar es que mientras no se proceda a la distribución de los trabajadores, se decidió hacer lo siguiente. Se creó -y se firmó la resolución ayer- un seguro de paro especial -que la propia ley establecía- con determinadas características. El plazo de vigencia de este seguro especial es por un año y es sin perjuicio del seguro legal que puedan tener los trabajadores. El subsidio a percibir al amparo de este seguro especial es de 50%, más un 20% de ese 50% en el caso de tener hijos menores. Y para el personal que haya tenido como único ingreso el de Casa de Galicia, el subsidio de 50% pasa a 70%. Este subsidio es compatible y no se procede al descuento si los funcionarios tienen multiempleo. Es muy común en la salud que haya personal con multiempleo. Bueno, no se les descuenta del seguro el ingreso por el otro trabajo que puedan tener. Es decir, es un seguro de paro que, sin lugar a dudas, podemos calificar de aceptable por las características que ha tenido. El tema Casa de Galicia ha tenido muchas repercusiones y ha sido triste, tanto para los trabajadores como para los usuarios, por lo que significaba institucionalmente esta mutualista. Gracias a la ley aprobada por todos los partidos políticos y a la rapidez con que venimos trabajando le estamos dando un final -por decirlo de alguna manera- muy aceptable. Esa es la situación hasta el día de hoy. Yo diría que a medida que va pasando el tiempo podremos informar si la comisión de seguimiento que hemos creado tiene algún inconveniente o si hay un grupo de trabajadores que por algún motivo considera que existe algún obstáculo en la distribución que comentábamos. Esta sería una síntesis del tema Casa de Galicia.

Compartir

Deja una respuesta