Al Maestro con Cariño!!!

La vida te da regalos maravillosos que solo cuando pasan los años, los terminas entendiendo y valorando.

Tuve el honor cuando era un niño, de conocer a Hector Surroca.

Periodista de raza, profesor de Historia y ex presidente de APU.

Trabajo en varios medios de prensa escrita terminando su gran carrera en Ultimas Noticias.

Su voz ronca aún perdura en mis oidos.

Esa suerte dichosa,  se extiende a su familia, a su hija que siempre ha sido como una segunda mamá y sus nietos como hermanos de la vida.

El 23 de Octubre fue el dia del periodista.

Siempre hablo de mi papá como mi gran referente, pero está vez, quiero evocar parte de una transcripción que encontré, de una sesión de la Cámara de Senadores del año 2000, donde en varios momentos lo recuerdan

……………………………………………………

23 de Octubre Dia del Periodista.

57°Sesion Extraordinaria

Cámara de Senadores año 2000.

Parte de la transcripción de lo expuesto sobre el dia del Periodista.

…………..

SEÑOR LESCANO.- Pido la palabra.

SEÑOR PRESIDENTE.- Tiene la palabra el señor Senador.

SEÑOR LESCANO.- Señor Presidente: los compañeros de la Bancada del Encuentro Progresista-Frente Amplio me han honrado al designarme para expresar una opinión y un sentimiento de adhesión a esta feliz y justa iniciativa del señor Senador Pereyra, en el sentido de rendir homenaje en su día a los periodistas, a los trabajadores de la comunicación social.

Si la tarea de la información, especialmente la que tiene que ver con el quehacer político, económico, social y cultural del país, fue algo fundamental para el propio fortalecimiento de la vida democrática de un pueblo, con la que todos nos sentimos involucrados, en estos tiempos que corren, en que tan comúnmente se habla de la política mediática, de la política de las apariencias, etcétera, los principios que aquí se han expresado con respecto a la independencia de criterio, a la profesionalidad del comunicador social, al pluralismo en la expresión de los medios de comunicación, constituyen elementos absolutamente fundamentales para esta tarea que nos encuentra juntos, convencidos de que un pueblo bien informado y bien formado está en condiciones de ejercer con mayor plenitud sus derechos ciudadanos.

Hace poco tiempo tuve oportunidad de participar en un seminario sobre política y medios de comunicación -sin duda, este es un tema controvertido- y allí, una de las conclusiones fundamentales a la que se llegó, fue que más allá de reconocer la naturaleza distinta que tienen ambas actividades, los medios de comunicación y, especialmente, sus trabajadores, y los actores de la actividad política y social, estamos absolutamente comprometidos.

Alguien ha señalado que en este umbral del Siglo XXI los hechos que no se informan, no suceden. Lamentablemente, no estoy del todo de acuerdo con esta frase, porque hay muchos hechos que a veces no se informan, pero que suceden. De esta forma, quedan fuera del alcance de la información de la gran masa de la ciudadanía. De ahí, entonces, el ejercicio libre, profesional, responsable y serio del comunicador social, adquiere, para nosotros, una enorme trascendencia. Esta se refleja, además, en los pasos que se dan en cuanto a la profesionalización del periodismo. Hoy en día, la Universidad de la República es pionera en esta materia. Allí existen cursos especializados en lo que es una carrera y una profesión, con toda la currícula necesaria para la debida formación de los comunicadores sociales.

En muchas partes del planeta, los periodistas dan su vida por decir la verdad y por llevar la información; corren riesgos de distinta naturaleza y muchas veces están sometidos a presiones intolerables, que nunca deberían ejercerse.

Para concluir, voy a expresar la adhesión de nuestra Bancada a este justo homenaje en el Día del Periodista, en una persona, de las tantas que se han dedicado a esta actividad. ¡Cuántos, con más autoridad que nosotros, podrían recordar los viejos cronistas parlamentarios que honraron también la tarea del Parlamento a través de su difusión de alta calidad! Me quiero referir, en particular, a uno de ellos, fallecido hace muy pocos días, a Héctor Surroca, un gran periodista y un gran gremialista. Fue Presidente de la Asociación de la Prensa del Uruguay, y un infatigable luchador de los derechos de los comunicadores sociales. En Héctor Surroca brindamos nuestro homenaje a todos quienes cumplen esta noble función.

SEÑOR FERREIRA.- Pido la palabra.

SEÑOR PRESIDENTE.- Tiene la palabra el señor Senador.

SEÑOR FERREIRA.- Señor Presidente: no sólo deseo adherir a la propuesta del señor Senador Pereyra, sino que también quiero resaltar el homenaje que acaba de pronunciar el señor Senador Lescano en referencia a este gran maestro del periodismo que fue don Héctor Surroca, de quien tuve el enorme privilegio de ser alumno de Historia Nacional a lo largo de los cuatros años de liceo, y compañero de lides políticas desde el año 1970 en adelante. El profesor Surroca, además de ser un gran historiador y docente, fue un gran periodista y combatiente de su gremio, ocupando los más altos lugares. Me siento consustanciado con este homenaje, porque me he desempeñado muchos más años en el periodismo profesional que en la vida parlamentaria, ya que durante mucho tiempo fui corresponsal de televisión y de periódicos en la ciudad de Washington.

Celebro y felicito la intervención del señor Senador Pereyra por esta referencia pero, una vez más, quiero resaltar la importancia de que hayamos emblematizado en esta gran figura de la prensa nacional, como fue don Héctor Surroca (…)»

Que es ser un buen periodista?

El buen periodista trata de llegar a la verdad o, al menos, a una parte importante de ella.

Busca todas las fuentes posibles, incluidas las que son difíciles o peligrosas de alcanzar.

Comprobar los hechos y hacer juicios explícitos acerca de la calidad de las pruebas.

Es una de sus formas más puras, la del testigo presencial de acontecimientos importantes. Después, el buen periodista trata de contar la historia, de describir, mostrar, explicar y analizar, tan clara y vívidamente como sea posible, haciendo que la materia sea accesible a públicos que de otra forma no la conocerían.

Feliz dia a todos los periodistas y en memoria a mi viejo principalmente, que fue el que me inculcó esta hermosa profesión.

Feliz día a todos los periodistas de mi país.

A los que la luchan todos los días.

A los independientes, a los que no tienen y no les interesa tener ni un apellido famoso o padrinos para que le den una mano.

A los q siguen pagando derecho de piso.

A esos periodistas silenciados por el poder, ya sea político o privado.

Feliz día a los que lucharon y siguen luchando por este hermoso sueño de trabajar en algún medio de comunicación.

No aflojen!!!

Salú!!!

Compartir

Deja una respuesta