Cinco generales muertos y la hipocresía de Silvio Rodríguez

Lorenzo Aguirre

Una ola de protestas por parte del pueblo cubano reclamó a gritos, “¡libertad!”, y “¡abajo la dictadura!”, conformando de esta manera la mayor desaprobación ocurrida en los sesenta y dos años de tiranía y represión comunista en la isla. Ahora, cinco generales cubanos fallecieron en tan solo diez días – luego de las manifestaciones -, por “causas desconocidas”, el cantante comunista Silvio Rodríguez, ícono de la Revolución Cubana, y diputado del gobierno del dictador y asesino Fidel Castro – ¿empieza a acomodar sus caderas? – sale a decir, “menos ganas de pegar, más deseos de resolver temas”, y luego pone la frutilla en la torta con la tonta e hipócrita pregunta, ¿nos quieren convertir en una dictadura? Por su parte, instituciones internacionales como la Organización de las Naciones Unidas sigue sufriendo de tortícolis junto a la Alta Comisionada para los Derechos Humanos, la ex presidente de Chile, Michelle Bachelet, cuyas declaraciones son descafeinadas. A su vez, el Papa Francisco I fue unos días de “vacaciones al claustro”, haciendo “retiro espiritual con voto de silencio”, mientras un sector muy amplio de medios de comunicación y agencias internacionales de noticias comenzaron de un día para otro, a sufrir “enlentecimiento informático”, síntoma neuronal preocupante puesto que,

Según el presidente Díaz – Canel – las redes sociales fueron utilizadas por “enemigos de la revolución para crear estrategias de desestabilización, siguiendo los códigos de la CIA”.

Por tal motivo, el mandatario represor ordenó desconectar Internet – obviamente, el servicio de celulares quedó cancelado -, y todas las transmisiones televisivas debieron ser grabadas – no trasmisiones en directo – a efectos de “evaluar” contenidos.

Al mismo tiempo, en los 10 días posteriores a la manifestación por las calles de La Habana contra el gobierno de Díaz – Canel, murieron (por “causas desconocidas”) cinco generales que, justamente, estaban contra el régimen, empezando por el General de Brigada, Armando Choy, coordinador del “Grupo de Historia de los Combatientes de Las Villas”, y siguiendo por Manuel Lastres, Agustín Peña, Rubén Martínez, y Marcelo Verdecia, 

Díaz – Canel, guardó silencio al respecto, y dirigiendo el tema hacia otro lado, agregó: la situación actual que vive el país, donde está existiendo una disminución en los ingresos de los trabajadores, y algunos contratiempos en la parte de alimentos, y sanitarios, es debido al coronavirus, pero en pocos días quedará solucionado.

El salario, antes de la pandemia, era entre 27 y 34 dólares mensuales – algo así como $1.400 uruguayos, menos de $ 7, la hora -, pero, “ha sido el coronavirus que provocó desprolijidades” en los sueldos.

A propósito de la plaga, es oportuno señalar que, Cuba, el “mejor país del mundo en cuanto a salud pública”, cuenta con 250.000 contagiados, y un actual promedio de 7.000 por día.

Asimismo, el pueblo no tiene dinero para comprar tapabocas – ¡bueno, a fin de cuentas, al decir del Papa Francisco, “¡ser pobre, es una virtud!, ¿por qué, quitársela? – y el Estado no posee jeringas para inocular, más allá que los centros de salud están colapsados y les faltan todos los productos de primeras urgencias.

Moscú, no cree en lágrimas

Moscú, consideró “inaceptable toda acción apoyando la desestabilización del gobierno de Cuba”, y manifestó: “estamos convencidos que, las autoridades tomarán las medidas necesarias para restablecer el orden público”.

Es oportuno recordar que, el Primer Ministro ruso, Vladimir Putin, presentó una ley – aprobada por total mayoría del legislativo- “legitimando la discriminación” – ¡si, como lo está leyendo! -, más allá que psicólogos rusos se encargaron de enviar a los no revolucionarios, como también a homosexuales y lesbianas, a clínicas de salud mental.

¿Qué dicen los tupamaros, frenteamplistas, y comunistas uruguayos respecto a homosexuales y lesbianas?

¿Los apoyan? ¿Desacatan al marxismo – leninismo?

Entonces… ¡son contrarrevolucionarios!¡Fascistas!

Francisco I, actitudes terrenas

 desde un “mundo espiritual”

Los tiempos cambiaron de manera vertiginosa; ahora, los desafíos para Francisco I son diferentes de aquellos años sesenta – como le tocó vivir a Pablo VI, con un Vietnam en medio del fuego, y el excesivo nacionalismo -, y por supuesto tuvo que modificar posturas, las cuales también fue cambiando, pero lo peor ha sido apoyar un comportamiento político partidario y proyectar actitudes demasiado terrenas hacia todo lo que considera oposición, siendo, él, la máxima autoridad proveniente de un “mundo espiritual”.

Francisco I se convirtió en un político líder del populismo, porque ya no está Chávez, ni Fidel, y para el Papa, resaltar “encíclicas capitalistas” es un buen cuento si pensamos en el oro Vaticano.

Con respecto a los apremios que sufren “los hijos cubanos de Nuestro Señor, que vive y reina por los siglos de los siglos”, Bergoglio, ha demostrado una pálida actitud misericordiosa, tomando muy a pecho aquella terrible declaración – más aún en boca del Papa -, “los que viven en la indigencia deben seguir en ese lugar, porque, así, lo ha querido el Señor”.

¡En realidad, muchos de esos pobres quieren salir del mundo denigrante!

Silvio Rodríguez…

¡la última canción!

Silvio Rodríguez, es un cantante y guitarrista exponente de la música surgida con la Revolución Cubana, y creador junto a Pablo Milanés, de la “Nueva Trova”.

Rodríguez, fue enviado por el gobierno al “III Festival de la Canción Política”, en Berlín (en esa época República Democrática Alemana), y más tarde viajo a Moscú para participar en radio y televisión.

Posteriormente, sería representante cultural del gobierno del dictador Fidel Castro y del “Partido Comunista de Cuba”, para la gira latinoamericana, en particular interviniendo en los espectáculos realizados por el Partido Comunista de Chile, en apoyo a Salvador Allende.

En 1980 Silvio Rodríguez lanzó su “Disco Oficial”, “Rabo de Nube”, dedicado al vigésimo aniversario de la Revolución Cubana, y su tema “Canción urgente para Nicaragua” fue homenaje a la Revolución Sandinista, para culminar con otro registro discográfico, “Tríptico”, ofrenda al vigésimo quinto aniversario de la Revolución Cubana.

Durante 15 años, Silvio Rodríguez fue diputado de la “Asamblea Nacional del Poder Popular de Cuba”.

Ahora, el “compañero” Silvio, manifiesta: “el gobierno debe tener menos prejuicios, menos ganas de pegar, y más deseos de resolver la montaña de temas económicos y políticos pendientes. Nos estamos convirtiendo en una futura dictadura”.

¿Nos estamos convirtiendo?

Sin lugar a dudas… ¡el mejor chiste escuchado en los últimos tiempos!

A propósito, Silvio… ¿qué cosa, ha pasado?

¿Ya no eres marxista – leninista hasta el último día de tu vida?

¡Parece que, llegó la última canción!

Compartir

Deja una respuesta