Comisión de Vivienda, Territorio y Medio Ambiente, 5 de mayo de 2021

Dra. Irene Moreira, Ministra de Vivienda y Ordenamiento Territorial El problema de la vivienda es de política de Estado. Usted me habrá oído decir que ya han pasado muchos años, muchos gobiernos, todos los partidos políticos, pero es un tema que sigue creciendo, aumentando en forma exponencial. Creo que ha llegado la hora de que el tema de la vivienda sea tratado como una política de Estado y de reunirnos en una mesa todos juntos, todos los actores políticos, para resolver este tema con una proyección, como digo, de política de Estado que vaya diez o quince años para adelante.

Comparto lo que usted dice en cuanto a la Ley N° 18.308, de Ordenamiento Territorial y Desarrollo Sostenible, que ya está cumpliendo diez años. Desde aquí, desde el Ministerio, estamos trabajando a través de Norbertino Suárez, director de la Dinot, en un trabajo de aggiornamento, de mejorar lo que se pueda, de actualización de estos temas.

Los artículos 68, 69 y 70 de la mencionada Ley establecen -como manifiesta usted esa policía territorial, que es tan importante para nosotros; cuando se hace un plan nacional de relocalizaciones, se puede trasladar a familias que están en zonas inundadas o contaminadas para que no vuelvan nuevamente a ese lugar. De ahí la importancia que esto tiene para los organismos que tratan directamente con esa población -que son las intendencias y alcaldías-, que deben estar realizando esa facultad que les proporciona la ley. Muchas veces, no es políticamente bueno. Así como les digo que ellos son los que están directamente con esa población, también son los que mañana están solicitando o trabajando con ellos para el futuro. Esa es la gran importancia.

Los asentamientos han crecido en un número importante a nivel nacional.

Concretamente, en Canelones, sobre todo en la zona metropolitana, creo que han aumentado un 92%. Pero esos datos específicos podrá darlos el coordinador del Programa de Mejoramiento de Barrios, por lo que solicito haga uso de la palabra el arquitecto Álvaro Martínez.

Arquitecto Alvaro Martínez, Director del Programa Mejoramiento en los Barrios Vamos a entrar un poquito en esta preocupación que nos aqueja a todos y nos preocupa, es decir, la realidad de los asentamientos. Estamos hablando de que hay personas, uruguayos, que viven en esas condiciones. Como deber tenemos que tratar de ayudarlos a que salgan de esta situación.

Para ponerlos en sintonía, brindaré datos que manejamos desde el Programa. A nivel nacional, en 2011 se registraron 589 asentamientos en todo el país. En Canelones había 91. Se constata que viven, a nivel país, 165.000 uruguayos; en Canelones hay 16.500 canarios viviendo en esos 91 asentamientos. En 2017, se hizo un estudio que arrojó sus datos en 2018, cuando se procesaron. Se vio un incremento en la cantidad de asentamientos, que pasó a 607 a nivel nacional; aumentó, aproximadamente, en 5.000 la cantidad de personas que viven en los asentamientos a nivel nacional. En Canelones se pasó de 91 a 109 asentamientos; este dato arroja un incremento de 1.000 viviendas y un aumento aproximado de 3.000 canarios que viven en asentamientos. Son alrededor de 19.750 las personas que vivían en Canelones en esta situación.

En el Programa se hicieron muchos trabajos en este sentido y se ha invertido. Desde 2011 a 2018 se atendieron en el entorno de 46 asentamientos, pero a nivel nacional aumentaron en 45. Quiero decir que se está empardando la situación. Tengan presente una salvedad: estos datos que manejamos nosotros tienen un criterio científico a la hora de tabularlos. Nosotros no tenemos el alcance territorial para ver en qué condiciones está cada uno de los asentamientos. Es un trabajo mancomunado con las intendencias; se cruza información, se verifica, se constata y se valida. Por eso, tenemos diferencias con los números que maneja la organización no gubernamental Techo. Estos son los datos que tenemos nosotros sobre el Programa.

Complementando un poco y trayendo más a la actualidad, puedo decir que de 2018 a abril de 2020 se registraron 117 asentamientos en Canelones, las viviendas pasaron a ser 9.100 unidades y las personas aumentaron a casi 33.000. Esto quiere decir que, comparando los datos de 2018 hasta 2020, aumentaron alrededor de 8 asentamientos, se pasó a 3.000 nuevas viviendas y casi se duplicó la cantidad de personas que viven en los asentamientos en el departamento de Canelones. El último dato que tenemos -es el más reciente-, de abril de 2021, indica que se registran a nivel nacional 619 asentamientos compuestos por 66.000 viviendas y hay aproximadamente 175.000 personas viviendo en esos asentamientos. Es un dato a nivel nacional. A nivel específicamente de Canelones -es lo que nos convoca-, los datos arrojan que hay 121 asentamientos, 9.400 viviendas y casi 34.000 canarios viven en esa situación.

A su vez, en el Programa tenemos los datos clasificados por microrregiones o zonas, porque el territorio de Canelones tiene sus complejidades y tenemos corredores o arterias: el de la Ruta N° 5, que incluye La Paz, Las Piedras y Progreso; el de la Ruta N° 6, que es Villa Crespo y Toledo; el de la Ruta N° 84, que es Camino del Andaluz y la Ruta N° 84; el de la Ruta N° 8, que es Barros Blancos y Pando, y el de la Ruta N° 101, que incluye Paso Carrasco, Villa Aeroparque, Colonia Nicolich, La Tahona, Carmel y Villa El Tano. También tenemos la Microrregión N° 5, que es Paso Carrasco, San José de Carrasco, Solymar, Lomas de Solymar y El Pinar, y otra microrregión que incluye los balnearios de Neptunia, Pinamar, Marindia, Estación Atlántida, La Floresta y San Luis. De 2011 a 2020 crecieron 30 asentamientos en todo el departamento de Canelones y se detectó que ha sido sobre todo en el corredor de la Ruta N° 5, en el de la Ruta N° 8 -Barros Blancos y Pando- y en la zona balnearia de Neptunia, Pinamar, Marindia, Estación Atlántida y La Floresta. Ahí es donde está el mayor incremento en la cantidad de asentamientos. En las otras zonas, más o menos se mantiene o se ha depreciado en algunas, pero se puede considerar que se ha mantenido. Lo preocupante es que ha aumentado exponencialmente la cantidad de personas que viven en esos asentamientos.

Solo en las tres regiones que mencioné, que es en donde ha crecido la cantidad de asentamientos, andamos en el entorno de 5.000 personas que están ocupando esos asentamientos.

En números resumidos, para comparar en general, podemos decir que en 2011 había 91 asentamientos y en 2020, 121; en 2011 había casi 5.000 ciudadanos de Canelones y en 2020, 9.400. Se puede decir que casi se duplicó, porque aumentó en un 91% y la cantidad de asentamientos ha aumentado un 33%. Estos son los datos que tenemos del Programa y ¡vaya si preocupa la situación!

Compartir

Deja una respuesta