Con las horas contadas

César García Acosta

Uruguay cambió su postura y adhirió a la declaración de la Organización de los Estados Americanos (OEA) que condena, sin ambages, la invasión de tropas de Rusia a Ucrania. El cambio de actitud política tuvo su epicentro en el presidente de la República, Luis Lacalle Pou, quien habiendo accedido a la fundamentación del voto del embajador Washington Abdala, subida por el diplomático a twitter, tomó la determinación de apoyar la declaración de la OEA y censurar a Rusia. Abdala -en su intervención en la OEA- había dejado en evidencia con un notable manejo diplomático de su discurso, que había entretelones que marcaban cumplir con un mandato institucional ajeno “al alma” de los dichos del diplomático. La permanencia del canciller, Francisco Bustillo, parece tener las horas contadas.

De este modo el presidente interpretó que fue un error que la cancillería ordenara a Abdala no adherir a la declaración, y exigió cambiar la posición. Así las cosas, el organismo internacional informó este domingo que Uruguay adhería a la declaración, a diferencia de lo que había ocurrido el viernes. La declaración a la que adhirió Uruguay ya había sido firmada por Antigua y Barbuda, Bahamas, Barbados, Belice, Canadá, Chile, Colombia, Costa Rica, Ecuador, Estados Unidos, Granada, Guatemala, Guyana, Haití, Honduras, Jamaica, México, Panamá, Paraguay, Perú, República Dominicana, Surinam, Trinidad y Tobago y Venezuela (cuyo representante en el organismo responde al líder opositor Juan Guaidó).

El texto indica que estos países “condenan enérgicamente la invasión ilegal, injustificada y no provocada de Ucrania por parte de la Federación Rusa y pide la retirada inmediata de la presencia militar y el cese de cualquier otra acción militar en ese país”. Además, “hacen un llamado enérgico a la Federación Rusa para cesar inmediatamente sus hostilidades, desescalar, retirar todas sus fuerzas y equipos de Ucrania y volver a la vía del diálogo y la diplomacia para la solución de controversias”.

Otros países que no adhirieron a la declaración son Argentina, Brasil, Bolivia, El Salvador y Nicaragua. En un comunicado emitido este sábado por la cancillería uruguaya se afirmaba que Uruguay “ha expresado su clara condena a la violación de la soberanía, la integridad territorial y la independencia de Ucrania por parte de fuerzas militares de la Federación Rusa, considerándola una violación del derecho internacional y de los principios de la Carta de las Naciones Unidas, enfatizado asimismo la necesidad de que el conflicto sea resuelto por medios pacíficos”.

“Nos moviliza lo que acontece, nos duele lo que acontece, y por eso para nosotros urge salir de esta situación cuanto antes, para resolver civilizadamente el conflicto”, dijo Abdala en la reunión virtual del viernes de la OEA. Además, Abdala recordó que Uruguay cree en el principio “de abstenerse de recurrir a la amenaza o el uso de la fuerza contra la integridad territorial o la independencia de cualquier Estado” y retomó la resolución de las Naciones Unidas de 2015 con los acuerdos de Minsk, que obligan a “respetar la soberanía, la independencia y la integridad de Ucrania”.

La controversial posición de la cancillería había “ordenado” a Abdala que no firmara una declaración que no concitara unanimidad entre los países miembros, tal como ocurrió. Esta postura, es válido recordarlo, es reiterativa para la cancillería, por lo cual, al menos en materia de procedimientos, se trataba de una cuestión de “analogías”. Otros países que no adhirieron a la declaración son Argentina, Brasil, Bolivia, El Salvador y Nicaragua.

En un comunicado emitido el sábado por la cancillería uruguaya se afirmaba que Uruguay “ha expresado su clara condena a la violación de la soberanía, la integridad territorial y la independencia de Ucrania por parte de fuerzas militares de la Federación Rusa, considerándola una violación del derecho internacional y de los principios de la Carta de las Naciones Unidas, enfatizando asimismo la necesidad de que el conflicto sea resuelto por medios pacíficos”.

Compartir

Deja una respuesta