Convención Colorada

La Convención Nacional del Partido Colorado se reunió el sábado 27 de agosta para tratar tres asuntos: recibir el informe de las autoridades de le educación, escuchar la posición de los asesores en seguridad social por la proyectada reforma, y para integrar los órganos partidarios rumbo a la elección de jóvenes de noviembre.

Sobre la reforma jubilatoria, «oída la exposición de sus delegados para el tema», el Partido Colorado declaró su respaldo «a ese proceso y a las líneas generales que lo inspiran». En su resolución se dio cuenta que «Es un deber ético del sistema político nacional preservar la sustentabilidad del sistema para las nuevas generaciones, a los que no se les puede legar un problema que hoy se puede encarar con gradualidad, pero que postergado, terminará en una crisis como la que ya afecta a algunas cajas».

No obstante, se dejó constancia que el partido propondrá cambios en la redacción del proyecto sobre todo en lo referente a las ecuaciones numéricas. El Secretario General Julio María Sanguinetti expresó que “Creemos que hay que darle sustentabilidad al sistema. No podemos seguir esperando a que nos pase lo que, ahí tenemos el ejemplo, hoy ya en algunas de las cajas”. Con esta afirmación Sanguinetti marcó la coincidencia política con los otros socios de la coalición de gobierno en la necesidad de emprender la reforma. 

Pero la transformación educativa fue el capítulo más pasional de la Convención. En su declaración final la convención colorada ratificó su «convencido y entusiasta apoyo al proceso de transformación educativa que lleva adelante el CODICEN» y repudió «la agresión al domicilio del Dr. Robert Silva», hecho que, según expresaron, «hiere la convivencia democrática y los principios de la organización republicana».

Las autoridades de la educación en su informe a los convencionales colorados presentes y a los conectados por Facebook, aseguraron que el 15% de los jóvenes de 16 años han abandonado el sistema, mientras que el 51% cursan el año correspondiente a su edad y el 34% se encuentra rezagado. Esos números cambian al subir la edad a los 19 años: en ese punto el 42% de los jóvenes salieron del marco de la educación formal, el 36% estudia el año que corresponde a su franja etaria y el 22% está con rezago. Se explicó que al tener en cuenta los distintos niveles socioeconómicos, el 6% de los jóvenes con más recursos dejó el sistema, valor que pasa a ser del 30% en los sectores más vulnerables. También se ven diferencias notorias en lo referente a la culminación de los estudios secundarios: el 82% de los jóvenes de mayor poder adquisitivo lo hacen en la edad correspondiente a su año y en el caso de los quintiles más bajos, el valor es del 18%.

Robert Silva, presidente del CODICEN e informante en la casona de la calle Martínez Trueba, amparado en el artículo 77 de la Constitución, asistió al evento para informar, al tiempo que pidió a los integrantes de su partido que sean «férreos militantes de la transformación educativa» y que, si tienen dudas «levanten un teléfono para preguntar, porque se han generado y se generarán muchísimos relatos. Muchísimos más incluso de los que tenemos hoy, porque nos quieren pintar como que algunos de nosotros, que provenimos de la educación pública y que gracias a la educación pública estamos donde estamos, llegamos para destruirla. Aquí llegamos para defender, fortalecer y volver a posicionar en su lugar a la educación pública”, apuntó.

Sobre la transformación educativa se informó en la convención que “tenemos acciones que ya están en UTU. Por ejemplo, Uruguay desde este año tiene por primera vez el primer bachillerato bilingüe, que lo tenemos en institutos de Montevideo y Paysandú: el bachillerato de informática bilingüe”, dijo Silva, y añadió: “Tenemos nuevas propuestas de bachillerato profesional, como el bachillerato en movilidad eléctrica, en logística”.

“La transformación curricular integral, que comprende a todos los niveles educativos, que comienza en algunos grados, la vamos a tener en marcha en 2023”, remarcó.

Sobre el presupuesto para la educación y los recursos asignados se dijo que “lo primero que quiero reivindicar y reconocer es el esfuerzo que el gobierno ha hecho por la educación y por la ANEP en particular. Recibimos US$ 30 millones adicionales para el año 2023, que se le suman US$ 10 (millones) para el 2024. A su vez, US$ 110 millones de aumento de recuperación salarial, previsto para 2025. Más US$ 7 millones para atender inequidades de nuestros adscritos, maestros de tiempo completo, que es una muy buena partida. Y por fuera de la Rendición, US$ 22 millones que van a tener como destino un equipamiento histórico en materia tecnológica para la UTU”, se detalló por parte de los informante colorados en la enseñanza.

Pero quizá el asunto más sobresaliente ocurrió cuando después del informe de Robert Silva como titular colorado en el CODICEN, hizo uso de la palabra el convencional Claudio Rama, quien es un reconocido economista que ha transitado distintos estamentos de la administración pública en Uruguay desde 1985, quien lidera profesionalmente la educación a distancia como polo para el desarrollo universitario con un énfasis que sobrepasa lo político y que se instala definitivamente en lo profesional, más allá de su incidencia local, llegando con amplitud al espacio latinoamericano a través de una amplia red universitaria que ha adoptado la modalidad a distancia como el eje de su expansión.

Escuchado por la convención en su moción para que esta especialización sea más reconocida y alentada en Uruguay, Rama fue apoyado por Sanguinetti quien comparó la educación a distancia con la educación de los liceos nocturno de 1917.

Compartir

Deja una respuesta