Disciplina

Eduardo Irigoyen García

La Suprema Corte de Justicia (SCJ) ordenó un procedimiento disciplinario con separación del cargo a la jueza de Paz de Treinta y Tres Florencia Ferreyra, a raíz de la actividad de la magistrada en redes sociales.

La magistrada, según el diario El Observador, había publicado fotos selfies acompañadas de leyendas como «¿no te gustan las decisiones del presidente? Nadie te preguntó. Jodete y arrancá p’al juzgado».

La jueza Ferreyra también compartió una imagen del escudo de Policía que agregaba: «Decime estúpida, pero a mí me emocionó ver el desfile de la Escuela Nacional de Policía. Será porque trabajando con ellos uno ve, que hacen lo que pueden y más… y les pasan las mismas cosas que a nosotros. GRACIAS POR TODO ‘HAY ORDEN DE NO AFLOJAR’… dicen por ahí».

En agosto de 2019, recuerda el diario El País, cinco funcionarios judiciales presentaron una denuncia contra la jueza de Paz de Tacuarembó Florencia Ferreyra en la fiscalía departamental porque, según adujeron, «amenazó con dar muerte y tirar escaleras abajo a los funcionarios» que trabajaban en el primer piso del juzgado.

La acusación fue desmentida por la magistrada en aquel momento y después pidió el traslado de sede dejando el juzgado de Tacuarembó y pasando a desempeñarse en Treinta y Tres.

Si bien en la SCJ se excusaron de explicar los motivos del proceso disciplinario que se le lleva adelante ahora a Ferreyra, fuentes cercanas al caso dijeron al mismo medio que se debe a ciertos posteos que la magistrada ha hecho en la red social Instagram que estarían reñidos con su condición de magistrada.

Compartir

Deja una respuesta