El Pit Cnt y la fábula del pastor mentiroso

Daniel Manduré

Un pastorcito cuidaba su rebaño de ovejas en una colina. Sus días eran largos y aburridos y no encontró mejor forma de pasar el tiempo que realizándole una broma a los aldeanos. Un día comenzó a gritar lobo! lobo! los aldeanos alarmados comenzaron a correr rumbo a la colina a ver que sucedía. Al llegar, ven al pastor que en el piso no paraba de reir. Todo era mentira. Esto se repitió varias veces, ante un pueblo que estaba indignado con la actitud inescrupulosa del pastor.

Hasta que un día sucedió algo inesperado, apareció un lobo, el pastor esta vez asustado, gritaba en señal de auxilio. Nadie apareció, el pueblo le dió la espalda.

El lobo logró llevarse todas las ovejas. El pastor consternado bajó la colina y preguntó porque no fueron en su ayuda. A lo que la voz del pueblo le respondió: has mentido tanto que es dificil creerte, incluso cuando digas la verdad.

Esta fábula del griego Esopo nos sirve para pintar la realidad actual, cuando escuchamos a los principales dirigentes del Pit Cnt.

No les creemos nada.

Desacreditados, desprestigiados, desprovistos de los principales valores que hacen a la lucha por los derechos de los trabajadores.

Acaban de anunciar un paro general para el próximo 17 de junio.

Reivindico su derecho a hacerlo, pero no el momento donde por ejemplo el transporte se hace esencial para llegar a los vacunatorios.

El Pit Cnt no dice la verdad, la encubre. En el fondo la idea es imprimir una inyección de energía a una muchachada militante muy quedada, que no llega a las firmas necesarias contra la LUC, más allá de una costosa campaña publicitaria en todos los medios. Juntar firmas para retroceder y trancar todo, con argumentos engañosos.

Usan una plataforma reivindicativa muy genérica, muy lavada: «Contra el hambre, la desigualdad, por trabajo, salario y en defensa de la vida» mucha etiqueta y poca sustancia, mucha cáscara y poco contenido. Por si fuera poco agregan a esa plataforma, como frutilla en la torta, «solidaridad con los 15 profesores separados de un liceo en San José». Si, en defensa incondicional de aquellos docentes pertenecientes a Fenapes acusados de violar la laicidad, encabezados por Slamovitz, donde además recae sobre él y otros, un sumario sobre el mal uso de la licencia sindical, invocando un convenio inexistente y por fuera de los limites legales. Seguramente  acostumbrados al «vale todo» con la pasividad de 15 años de connivencia con el brazo político al que responden.

Soy batllista, una ideología emparentada con las más grandes transformaciones sociales y laborales que vivió el país en toda su historia.

Ley de 8 horas, consejos de salarios, descanso obligatorio, pensiones a la vejez, protección a los desocupados y una infinidad de leyes más entre ellas el derecho de huelga. Batlle apoyó la actividad sindical y las reivindicaciones sociales. Pero ésta Central de trabajadores está muy distante de la lucha de otrora.

Quiero compartir unas frases con ustedes:

«En el Pit Cnt se ha perdido la fraternidad y la tolerancia», «la central obrera se transformó en un brazo político del Frente Amplio», «el Pit Cnt ha perdido credibilidad, está desubicado como surfista en Bolivia», «el Pit Cnt eligió el peor camino, un camino sin retorno, ha perdido independencia, ha perdido identidad»

¿Quien dijo esto? ¿Un reaccionario de derecha, un facho oligarca?…No, lo dijo Richard Reed, en varias oportunidades.

Nada más que agregar…está todo dicho.

Estamos viviendo un momento muy difícil, el mundo entero lo sufre.

Toda medida es insuficiente en momentos de crisis aguda.

El Pit Cnt sale con el paro al otro dia de que el gobierno concretara 15 mil puestos de trabajo por 6 meses para palear la angustiante situación. De la misma forma que pidieron cuarentena total y obligatoria a tres días de iniciada la pandemia o como cuando, se fueron a abrazar con Maduro o la Cnt apoyó los comunicados 4 y 7 de las fuerzas conjuntas.

Una vida de contradicciones permanentes, de verdades a medias o de motivaciones encubiertas, así y como dice Richard Reed es muy difícil creerles.

La fábula del pastor mentiroso les calza muy bien.

Compartir

Deja una respuesta