EuroLat: para el Frente Amplio

no es invasión, sino “incursión militar”

Lorenzo Aguirre

En la Asamblea Parlamentaria Euro – Latinoamericana (EuroLat), llevada a cabo la semana pasada en Buenos Aires, los legisladores de Europa y América Latina no lograron ponerse de acuerdo para votar la moción de condena a Rusia, por la invasión a Ucrania. Los deplorables Daniel Caggiani, y Alejandro Sánchez – representando al patético Frente Amplio -, se pusieron majaderos con las escrituras de Naciones Unidas, y llevados de las narices se alinearon con la vicepresidente argentina, Cristina Fernández, a efectos de no apoyar la petición de referencia, además de considerar que se trata de un “conflicto”, no invasión por parte de Moscú, porque, en realidad, es una “incursión militar”. ¡Sí…, un “tour vacacional”! La grosería y gordura con su colesterol malo es tan grande que, arropados por tonteras e ignorancia, y destilando pestilencia, dejaron en evidencia la escoria comunista.

El primer planteamiento fue presentado por el diputado español Leopoldo López, quien condenó duramente el atropello del presidente Vladímir Putin, y destacó que, la comunidad internacional debe luchar para que, los autores de crímenes de guerra, paguen sus acciones.

La moción, no tuvo votos para ser aprobada, y en consecuencia se buscó estructurar una segunda – también por parte europea – condenando a Rusia, pero tampoco alcanzó la mayoría pues se necesitaba no solo de los representantes europeos, sino latinoamericanos, los cuales conforman el “Parlamento Latinoamericano”, “Parlasur”, “Parlamento Andino”, y Parlamento Centroamericano.

No faltó el cargoso y fatigado speech destacando las “virtudes” de “imparcialidad, equidad y justicia” por parte de la presidencia de la Asamblea, manifestación adornada con la frase, “ellos, están lejos de posiciones políticas partidarias”, necedad que llegara a pseudeos periodistas, quienes de forma acelerada difundieran la “encíclica”.

A modo de ejemplo – para demostrar lo “alejado que están” – podemos recrear los “premios” que adornan las autoridades de referencia, partiendo del copresidente de la Asamblea Parlamentaria, el Presidente Europeo Javier López Fernández, un madrileño miembro de la Comisión Ejecutiva del Partido Socialista en Cataluña, e integrante de la presidencia del Partido Socialista Europeo, además de eurodiputado.

Tenemos también como presidente de dicha Asamblea – mandatario latinoamericano -, a José Leonel Búcaro; salvadoreño, de formación marxista, militante del Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN), hombre de confianza del guerrillero Schafik Handal – quien ha sido su guía – (político salvadoreño de ultra izquierda, y Secretario General del Partido Comunista).

Además, José Leonel Búcaro, es “Ciudadano Distinguido” por el gobierno de Nicaragua, y para poner la frutilla en la torta, compañero y amigo de Rodríguez Zapatero, a quien reconoce como referente, y “luz” en el camino.

Es oportuno recordar que, el expresidente español José Luis Rodríguez Zapatero – el peor gestor económico -, es figura fundamental para el gobierno chavista por organizar nuevas políticas internacionales, y especialmente reactivar los “principios fundamentales” socialistas – comunistas, los cuales fueran lacerados por la otrora “amada compañera” Michelle Bachelet, ahora caída en desgracia debido a sus informes sobre los atentados a los Derechos Humanos por parte de Nicolás Maduro.

Rodríguez Zapatero, es el único expresidente europeo apoyando la dictadura en Venezuela, y coqueteando con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia, el mayor grupo narcotraficante del mundo y la guerrilla comunista más antigua de América, la cual atacara la democracia y los gobiernos de los presidentes Uribe, y Pastrana, quienes debieron luchar contra esos terroristas, los corruptos partidos “progresistas” latinoamericanos, medios de comunicación ultraizquierdistas, el expresidente norteamericano Barack Obama, y el peronista Papa Francisco I, que solo le faltó manifestar su tentación por excomulgar a los colombianos que, en el “Referéndum de Paz” en relación a las FARC, votaran “NO”.

Como si fuera poco, Rodríguez Zapatero sería nexo, e hilo conductor, de la conspiración del magnate George Soros, “Grupo Puebla”, y “Foro de Sao Paulo”, para que, España, se convirtiera en laboratorio de proyecciones hacia un “Nuevo Mundo”.

Tercera y cuarta moción

El grupo latinoamericano presentó una propuesta propia, la cual no condenaba la invasión, sino la “agresión” de Rusia contra Ucrania, en contravención a la Carta de Naciones Unidas, y acompañaba dicha propuesta un llamado a bajar la tensión bélica en el conflicto, para estimar la situación y establecer un diálogo.

Si bien no existieron votos negativos se observaron abstenciones, como por ejemplo las del diputado uruguayo por el Partido Nacional, Juan Martín Rodríguez.

Finalmente se elaboró una cuarta moción – elevada por la delegación europea – teniendo como base la declaración de sanción a Rusia – aprobada por Naciones Unidas -, pero tampoco tuvo suerte porque, el kirchnerismo y los representantes del Frente Amplio – ¡como no podía ser de otra manera! – respaldaron a doña Cristina.  La votación, fue: 33 a favor, por parte de europeos, y 17 latinoamericanos, y 22 por la negativa, además de una abstención, quedando sin acuerdo para establecer la condena.

Traducido al español, la muchachada comunista del Frente Amplio apoyó al autócrata asesino Vladímir Putin, quien, a su vez, respalda a la familia fascista pro nazi, Le Pen – la cual lo apoyara en la anexión de Crimea -, y ahora para las presidenciales de Francia, obviamente a la ultraderechista doña Marine.

¿Soy claro?

El Frente Amplio, que votó en contra – ahora… ¿fachos y nazis? -, estuvo representado por Daniel Caggiani, y Alejandro Sánchez, mientras a favor lo hiciera el diputado Conrado Rodríguez, y Juan Martín Rodríguez (Partido Colorado), Ruben Bacigalupe (Partido Nacional), y Álvaro Perrone (Cabildo Abierto).

Doña Cristina, desubicada

en ceremonia protocolar

La vicepresidente argentina Cristina Fernández tuvo a cargo la ceremonia protocolar de apertura, a la Asamblea Parlamentaria EuroLat.

La “simpática”, en lugar de referirse a la importancia del evento, se mandó una horita de cháchara en interminable crítica a su propio presidente –  ella misma le ofreció la candidatura -, con frases gruesas, pasadas de estilo, como, por ejemplo: “que te pongan una banda y te den el bastón no significa tener poder”.

La subordinada de Alberto Fernández dejó en evidencia una vez más la vulgaridad y el veneno interior acelerando el paso del tiempo, demostrando ante el espejo – al mejor estilo “Dorian Grey” -, la decadencia, por más que su cuello soporte una cargada y abundante “pedrería”, para tapar la fachada.

Compartir

Deja una respuesta