Habilidades socioemocionales

Marcelo Gioscia

Para muchos, ingresar al mundo de informes y análisis de las oficinas de los organismos internacionales no es cuestión de todos los días, pero cuando tenemos la buena noticia que, según los estudios y evaluaciones realizados, los escolares de sexto año de Primaria de nuestro país, son los más abiertos a la diversidad, esto impone indagar de qué se trata. Bien se dice que: “la Esperanza es lo último que se pierde” y los datos que han sido difundidos, nos permiten ver una luz, en el panorama muchas veces desolador de las generaciones de ciudadanos que estamos formando. Nuestra preocupación no resulta menor, atento a que ello hace nada menos que al fortalecimiento de las propias instituciones democráticas y republicanas en que se basa nuestro Estado. Nos permitimos recordar por ello que, la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO) es un organismo especializado de la Organización de Naciones Unidas (ONU) creado el 16 de noviembre de 1945 y cuya misión es “contribuir a la consolidación de la paz, la erradicación de la pobreza, el desarrollo sostenible y el diálogo intercultural mediante la educación, las ciencias, la cultura, la comunicación y la información”. Bueno es señalar que el LLECE (Laboratorio Latinoamericano de la Evaluación Calidad Educación) dependiente de la UNESCO, han dado a conocer recientemente, los resultados del ERCE 2019 (Estudio Regional Comparativo y Explicativo) de donde han quedado de manifiesto habilidades socioemocionales, de los escolares uruguayos que los posicionan por sobre los demás países de Latino América y del Caribe que también fueron estudiados. Nueve de cada diez estudiantes respondieron afirmativamente a las preguntas sobre la posibilidad de que llegaran a su clase estudiantes de otros países, con discapacidades o de un color de piel diferente, concordando en que les gustaría que eso sucediera. Esta fue la primera vez en su historia que, este estudio ERCE indagara sobre las “habilidades socioemocionales de los alumnos de la región”, los que se muestran en nuestro país, a favor de la diversidad y son más proclives a la auto regulación escolar y a la empatía entendida como la capacidad de ponerse en lugar del otro, en reconocer la perspectiva del otro. Estas comprobaciones, hacen nada menos que al desarrollo personal y a la convivencia en todos los escenarios de la vida en sociedad. A la necesaria transformación de los planes de estudio en nuestro país, se advierte como más que necesario fortalecer el rol de los maestros, interesados en el bienestar de sus alumnos, que brinden su seguimiento y apoyo, en un ámbito de orden en el aula, donde el docente logre el silencio y la atención para comenzar su clase influirá en un mejor desempeño académico. Surge además, la importancia de haber asistido a la educación inicial o temprana, para obtener mayores habilidades para lograr su promoción con miras a este Siglo XXI. En los resultados obtenidos en nuestro país, entre dieciséis países estudiados se destaca el rol jugado por las escuelas y el compromiso de los docentes para brindar aprendizajes integrales.      

Compartir

Deja una respuesta