Hay reglas de comportamiento que están en los genes

Zósimo Nogueira

Las relaciones de supremacía y de poder son innatas; están ahí. Listas para manifestarse en cada acto humano. El problema es cuando a ese poder se suma la corrupción. Ahí está el Kit del asunto. Las relaciones estructuradas de poder son propias del ser humano, pero en nuestro mundo terrenal ningún ser vivo escapa a ellas, ni en la fauna ni en la flora conocida hay ejemplos contrarios. La alarma con rotulo de corrupción en otros países de la región por dosificaciones preferenciales. Es así, eso es novedad o simple rutina de los administradores de cuotas poder. DescargarEs difícil juzgar, cada caso merece un análisis independiente, hay estereotipos, pero todos tienen sus particularidades.

 

El administrador debe poseer potestades de flexibilización, solo depende de las directivas del órgano superior. (Si las hay)

Hay máximas del cotidiano in cambiables. “El que reparte se queda con la mejor parte, y el que manda repartir ni que hablar”.

El que corta la torta ya sabe a quién se destina la frutilla, es quién tiene el poder de decisión. El reparto beneficio ocurre tanto entre los presos como en los cuarteles, quién reparte selecciona y distribuye.

En los albergues se prioriza a conveniencia o sensibilidad del que reparte. Mejor pieza, mejor comida. Todo es así, es parte de la condición humana.

El poder tiene prerrogativas y responsabilidades. La responsabilidad del ejemplo, pero también la impronta de la decisión. Eso no debe ni admite ser cuestionado, lo es cuando al ejercicio del poder se suma la corrupción.

La desobediencia se paga, pero no todas las desobediencias tienen el sesgo de la corrupción. Por eso los prejuzgamientos son erróneos.

En nuestro país ha habido cuestionamientos a los científicos del GACH. Han sido pocos pues chocan con sus credenciales de idoneidad y mayormente obedecen a causas políticas, y a sabiondos sin credenciales intelectuales.

Se cuestiona a científicos acreditados y reconocidos internacionalmente. El verborrágico Dr Salles sustenta su discordancia atacando a una comunidad que parece no ser de su agrado. No atacó solo al Dr Cohen sino a toda la comunidad Judia con una expresión xenofóbica.Descargar Creo que no pasa de otra desafortunada expresión de este abogado, que cobro dimensión con la mediatización y la difusión en las redes y en la prensa. No da para más.

Hay mucha sensibilidad en el tema de las vacunas, parece que hasta el retorno a la vida está ideologizado. Hay grados de confianza por afinidad ideológica.

Al inicio del cronograma de vacunación se le suma la inoculación a los vacunadores, con los requerimientos de los laboratorios, que exigen un consentimiento escrito previa vacunación.

En nuestro país ese consentimiento especifica que en caso de alguna reclamación la misma debe realizarse ante autoridades nacionales y basada en las leyes del país.

Vacunas si, vacunas no. Si todos entramos en la tertulia esto se convierte en debacle. Aceptemos las recomendaciones de los más legos e ilustrados.

No son Dioses, son humanos, pero se han dedicado a estudiar y analizar todos los procesos de desarrollo, evolución y prevención de este virus epidémico.

Desde el inicio de esta epidemia mundial se habla de la vacuna, muchos esfuerzos, mucho dinero se ha invertido, los gobiernos de las naciones se han involucrado, y los juegos de poder no pueden desconocerse.

Se habla de prevalencia del humanismo a nivel global. La ONU exige equidad en el acceso a las dosis de vacuna pero nadie escapa al mercado. Oferta, demanda, precios, condiciones.

El inversor es quién maneja su venta y distribución, los científicos realizan una encomiable, sacrificada y en la mayoría de los casos agotadora tarea, pero son parte de una máquina rentada. Son asalariados.

La farmacéutica y la ciencia han desarrollado todo su potencial en este rubro dirigidos por los Estados y por el mundo financiero.

La propiedad privada está más vigente que nunca. Estas vacunas son una realidad y se manejan en carriles hoy amigables pero de competencia comercial y financiera.

Como siempre salen los cuestionadores a pedir respuestas. ¿Si hubo acuerdos secretos para conseguir las vacunas? ¿Cuáles son esos acuerdos?

Si son secretos, como develarlos si aún estamos en dependencia absoluta de la buena voluntad de los proveedores. Los acuerdos deben cumplirse. Sean escritos o de la palabra. Es una cuestión de honorabilidad y confianza

Si fue una condición sine cuan para conseguir esas vacunas quién puede juzgar a los condicionamientos.

Con vacunas se espera lograr la libertad sanitaria y sin vacunas no solo seguiremos padeciendo de esta epidemia sino que también nos estaremos marginando ante la cercana realidad de exigencia del pasaporte sanitario.

Si hubo corrupción o simplemente un criterio distinto de distribución de vacunas en otros países, no nos cabe juzgar, pero deberíamos tomarlo como experiencia y aprovecharlo. Saquemos enseñanzas.

Si las castas de poder han hecho uso de ese poder y sus influencias para obtener el beneficio de la inmunización alterando el cronograma de vacunación significa que tienen confianza en los beneficios de vacunarse. Es contundente.

Hablando de corrupción. Alguien sabe de las condiciones físicas sanitarias de esas personasDescargar que se vacunaron. DescargarAlguien sabe si no tenían razones de urgencia, por un problema familiar extremo o incluso por razones clínicas.

¿Causa alarma o solo es sensacionalismo? O cuando se elaboran esos protocolos y cronogramas no existen situaciones que salen del contexto general que se utilizó para confeccionar los segmentos de vacunación.

A quien le puede interesar que los presos tengan una atención preferencial, pero nadie ignora que es una población fácil de abordar; están juntos, con derechos civiles restringidos y sin capacidad de movilizarse. Su vacunación debidamente organizada será muy rápida.

O no les genera suspicacia que las primeras vacunas se las darán a policías, militares, maestros, aduaneros etc.

Las primeras vacunasDescargar llegadas al país son de origen Chino y es la que genera menor confianza en la población. Se la vincula al origen de la enfermedad y a la masificación de los productos de origen chino, menos elaborados y más baratos. De menor calidad.

Desde el inicio de ésta etapa se dijo que el personal de salud sería el primero en ser vacunado. ¿Porque se posterga su vacunación y se aguarda a la vacuna de PFIZER la de más alta confiabilidad?

Seguro hubo exigencias o mediación de los sindicatos de la salud y de las propias autoridades sanitarias. Esa modificación es prueba de la digitación Es parte de la realidad. Hay que tener consideraciones especiales con ese personal.

Casualmente bajo el rotulo de primeros beneficiados, policías, militares, docentes, son los iniciadores para mostrar las bondades de las vacunas.

Son elegidos dentro de estructuras jerárquicas, que por el tipo de función que desarrollan deben ser generar ejemplo.

El riesgo de contraer covid de un policía, un militar un aduanero o un docente es notoriamente menor que el riesgo de los profesionales de la salud.Descargar Pero se habrá considerado que en sus trabajos actúan como agentes controladores de público y alumnado en el caso de los docentes.

Porque horrorizarse de que se hayan dejado un número de vacunas para libre disposición en otros países. El que reparte sabe a quién reparte, mientras no haya dinero por medio o canje de beneficios no me alarma.

O los millonarios del mundo que han participado de las negociaciones con los diversos laboratorios van a realizar fila para vacunarse. Seguro que no, O los expresidentes, personas con centenares de miles de seguidores no pueden tener beneficios de preferencias.

Son las reglas de la vida; estarán bien o mal pero son la realidad. Hay que sacarse la careta. Alguien puede creer que toda esta programación no va a sufrir alteraciones, intencionales, casuales o planificadas.

Como ya ha ocurrido en otros países. Se cita a un centro de vacunación (hospital, sanatorio o simple puesto de vacunación) a determinado grupo de personas para recibir la inmunización; no viene gente de ese grupo, pero hay otros fuera del rango previsto que se quieren vacunar. ¿Qué se hace? Se desaprovecha, se pierde tiempo y oportunidad de avanzar en la tarea. Todo es condicional, todo debe tener un margen de flexibilidad.

Entendemos que esta tarea debe estar sujeta a normas generales pero volvemos a interrogarnos ¿Si es algo voluntario porque razones debe haber un control tan estricto siguiendo órdenes gubernamentales? Que se fijen prioridades sí. Primero unos y después otros, pero nada más. Debe haber margen de flexibilización sin caer en la suspicacia de corrupción.

La priorización, selección y determinación tiene su sentido desde el punto de vista sanitario, pero más que nada es una cuestión de orden y de organización. Evita las fluctuaciones de tendencias preferenciales para tal o cual fabricante. La vacunación debe ser dinámica y oportuna.

Compartir

Deja una respuesta