IGNORAN A LA COALICIÓN Y CONVOCAN A REUNION POR SEGURIDAD

Maltrato a la “profesión” policía

Zósimo Nogueira

El Jueves 15 el Ministro del Interior convocó a los partidos políticos a conformar un plan de seguridad. Su fin es lograr aportes e ideas para determinar las causas del delito. La propuesta fue que cada partido designase un representante con perfil técnico para la reunión preliminar que se realizará hoy, 19 de diciembre.

Por la nota publicada por el diario El Observador tomamos conocimiento que Diego Sanjurjo es el Coordinador Ministerial de Estrategias Focalizadas en Prevención del Delito, y que será quien actuará como moderador.

Es una invitación en el entendido de que los órganos de seguridad pública controlan el delito pero su reducción significativa y sostenible requiere de interacción y cooperación de otros actores que trabajan sobre sus causas.

El principal objetivo es la prevención del delito a través de la colaboración operativa de distintos organismos.

Esto se asemeja a cuando los representantes uruguayos adhirieron en las Naciones Unidas a una condena a Israel, de manera inconsulta, o cuando aquél decreto que el presidente firmo sobre la conducción de vehículos, que después de aprobado dijo no compartir. O, ahora, al tener a Astesiano como Jefe de su Custodia.

No alertan al Presidente sobre estas cuestiones, ni sobre sus riesgos ni consecuencias.

Como es posible que se le asigne tal tarea a quién previo a las últimas elecciones expresó que Bonomi, el eterno y más cuestionado ministro de la oposición, había sido el mejor Ministro del Interior, cuando sólo registra indicadores negativos; diría, paupérrimos.

Durante su gestión hubo mejoras salariales, compró armas, ropa y mejoró la tecnología (cámaras) que no es un mérito sino consecuencia de la evolución.  Pero, ¿y en lo otro…?

Esas expresiones de Sanjurjo generaron sarcasmo. En casa del Partido Colorado asombro e indignación.

Cuando eso, estábamos cuartos en el ranking de inseguridad en Sudamérica. En el nivel 2 registraban igual a Brasil, Colombia, Cuba, Guatemala, México, Perú, Dominicana y Ecuador

Desde entonces grandes incautaciones de drogas en Europa que pasaron por Uruguay.

El capo mafioso Rocco Morabito se fugó de cárcel Central.

Se comprobó corrupción en la zona operacional IV con policías procesados.

Destrucción de la carrera policial digitando calificaciones y ascenso. Menos disciplina.

Se equiparó la profesionalización policial a la obtención de un título universitario, pero eso solo no acredita buena formación para la función.

La preparación de un policía es más que eso. Es una mixtura de profesiones, oficios, habilidades, condición física, manejo de armas, tecnología, disciplina y todo ellos dentro de los límites de una estructura jerárquica.  Las cárceles eran y siguen siendo un desastre.

El Doctor en Ciencia Política Diego Sanjurjo seguramente está bien inspirado y lleno de buenas intenciones pero sus valoraciones están muy lejos de la realidad. Recordemos que también elogiaba la actuación del Sociólogo Gustavo Leal como la persona más versada en temas policiales. No se tiene claro qué significa “Estado Policial” cuando se refiere a que Leal comanda operativos, realizaba detenciones, incautaciones, desalojos y derribaba viviendas irregulares.

Según la citada nota periodística, para un operativo obtuvo 15 órdenes de allanamiento.  Revisar al barrer 15 hogares es absolutamente anti profesional y reñido con la forma en que debe operar la policía. No es comparable ni siquiera con las cuestionadas razias. Eso ha sido un abuso con visos de ilegalidad.

“Sacar a alguien de la casa y derribar su vivienda por construcción irregular” fue una política de gobierno: ¿y el debido proceso?

Gracias a esta funesta performance Larrañaga consiguió 400.000 votos para su propuesta-proyecto “Vivir sin miedo”.

¿Será éste el porqué de que no se cumplen todas las propuestas de campaña en materia de seguridad?

Dos expresiones del Profesor Flores Silva que encajan a la perfección: 1) los técnicos son asesores imprescindibles en su función, pero generalmente malos tomadores de decisiones públicas, caracterizados además en muchos casos por considerarse dueños de la verdad, y 2) los títulos académicos sin el ejercicio de la práctica solo son una certificación.

Sera por esto que en materia de seguridad no se dio participación en la gestión a los partidos Colorado y Cabildo Abierto.

Desconozco de cargos de particular confianza en el ministerio del Interior ocupados por colorados o cabildantes.  

Habiendo policías de las mayores jerarquías en cargos políticos de pertenencia partidaria blanca y una unidad profesional de Estado Mayor cuya misión es planificar estrategias policiales, esta mesa solo se explica para subsanar y crear apoyos en áreas fuera del ministerio.     

El Partido Nacional ha tenido la exclusividad en la administración y mando del Ministerio del Interior, si algún integrante de otras fuerzas está involucrado en la gestión es por su adhesión previa al resultado electoral. Cambio de camiseta. O simplemente se la sacó.

Se pide la designación de representantes político-partidarios con perfil técnico.

El Doctor en Ciencia política Diego Sanjurjo es un académico, pero esto no lo convierte en especialista sobre temas policiales, penitenciarios, u otros ítems del ámbito de responsabilidad del Ministerio del Interior.

Parece ser que por inducción se absorben conocimientos en seguridad pública.

Un Juez o un Fiscal tampoco están calificados para diagramar estrategias en materia de seguridad, aunque seguramente están más familiarizados con el quehacer policial.

Poca valoración se le está dando a la Dirección Nacional de Educación Policial.

Cuenta con el aval de la Universidad de la República, sus egresados reciben el título de licenciados en Seguridad, pero a la hora de planificar estrategias y planes se los desconoce.

Frente a cámaras, en “Esta boca es mía” los Dres. Sanjurjo y Andrés Ojeda manejaron la idea de incluir en esa mesa de planificación a los policías.

Es sabido que Ojeda es el principal abogado de Sifpom (sindicato de la policía), por lo que es entendible que promueva la participación de sus patrocinados. Pero al decirlo no han considerado que la dirigencia del sindicato está integrada exclusivamente por personal subalterno.

Me pregunto: ¿qué pueden aportar desde el punto de vista de la planificación estratégica?, cuando su formación académica es inferior a la de la oficialidad. Se les exige solo ciclo básico. Carecen del conocimiento y experiencia para elaboración de estrategias, tácticas y su aplicación. Por su rango nunca tuvieron a cargo un contingente importante de efectivos. No se les considera profesionales de la policía. Pueden alcanzar la profesionalización sólo mediante cursos. El menor rango de esa categoría es el Oficial Ayudante. Son egresados de la Dirección Nacional de Educación Policial en la Escuela Nacional de Policía.  

¿Qué ha pasado con los innumerables planteos realizados por colorados y cabildantes?

Sin darles participación ni en la planificación en la gestión, el Ministerio ahora promueve integrar a todos los partidos en una gran planificación en materia de seguridad.

Concertados y oposición.

El diagnostico estaba. Las propuestas de cambio estaban. La responsabilidad en una institución jerárquica se asume, no se comparte.

Corresponde ver qué se cumplió, y que no. Sólo con fundamentos se puede buscar la manera de sortear impedimentos o modificar la línea de acción. Pero siempre debe existir un plan B, o una línea de alternativa.

Es como jugar para el enemigo convocar pidiendo aportes y orientaciones.

Si hay dudas y no existe un plan B, urge que se efectúen remplazos a nivel de la cúpula Ministerial.

La inseguridad trajo los cambios, si no mejoran los estándares de eficiencia volverán a producirse. 

 El Partido colorado no debería asumir responsabilidades que no ha tenido.

Compartir

Deja una respuesta