La república los pone en su sitio

Ricardo J. Lombardo

“La democracia es el peor sistema de gobierno, a excepción de todos los demás que se han inventado” decía Winston Churchill.

Esa cita viene a cuento pues ayer Cristina Kirchner y Donald Trump sumaron sus nombres a la larga lista de presidentes americanos condenados por la justicia por haber defraudado al Estado en el ejercicio de su mandato.

Ambos tuvieron arrolladoras mayorías, sin embargo. El pueblo los ungió en el poder y estos lo usaron descaradamente en su beneficio.

Estas sentencias son un golpe a la credibilidad del sistema y demuestran que las mayorías a veces se mueven por otros intereses que la rectitud y la honradez de sus gobernantes.

Para quienes creemos en la democracia esto es un golpe muy duro.

Por suerte existe la República, con su separación de poderes, que tarde o temprano  permite ejercer los controles necesarios por parte de la Justicia.

Esta es una debilidad del sistema democrático aunque, como decía Churchill, no existe otro mejor.

Pero es una fortaleza de la República.

Aquél sin esta, se derrumbaría penosamente.

Compartir

Deja una respuesta