Liceo Ocupado

Una inusual sesión ocurrió el 15 de diciembre en el Parlamento: la Comisión de Cultura de la Cámara de Representantes recibió al gremio de los estudiantes del liceo IAVA para recibir información sobre la ocupación de ese centro de estudios por cuestiones vinculadas a la política educativa y la conducción del liceo.

SEÑOR PRESIDENTE.- El día de hoy recibiremos a dos delegaciones, por lo que es importante comenzar en hora (Ingresa a sala el Gremio Estudiantil del Liceo IAVA) La comisión tiene el agrado de recibir a una delegación del Gremio Estudiantil del Liceo IAVA, integrada por las señoras Martina Ayestarán y Antonella Garrido, y el señor Darío Vázquez. Es un gusto para nosotros que estén en la Comisión de Educación y Cultura del Parlamento. Siempre decimos a las delegaciones que nosotros primero escuchamos los planteamientos, y después los legisladores hacen alguna pregunta. Les solicitamos que antes de hacer uso de la palabra digan su nombre, para que quede constancia en la versión taquigráfica.

SEÑOR VÁZQUEZ (Darío).- El miércoles 17 de noviembre, en un plenario del gremio se decidió realizar una asamblea, convocando a todo el estudiantado, pensando en una posible ocupación.

SEÑORA GARRIDO (Antonella).- Para dicho plenario convocamos a todo el estudiantado, como dijo mi compañero, ya que la idea era discutir con los demás estudiantes las reivindicaciones para ocupar, y un 96 % estuvo a favor de la ocupación. A los dos días nos llamaron desde la Dirección para tener una reunión con un compañero del gremio. Entonces, asistimos a dicha reunión, pero no sabíamos que también iba a estar presente la inspectora regional, quien nos cuestionó la medida de ocupación, nos preguntó por cada una de nuestras reivindicaciones y no ofreció las respuestas que tenía a su alcance Claramente, esta reunión fue en condiciones desiguales, teniendo en cuenta los cargos jerárquicos de quienes estaban allí. No sé cómo calificar la situación, pero la reunión no fue cómoda y no se hizo en los mejores términos, más que nada, partiendo de la base de que se estaba cuestionando la medida de lucha decidida por un gremio estudiantil. Pese a esto, se logró ocupar los días 2 y 3 de diciembre. A continuación, Martina comentará acerca de la plataforma reivindicativa.

SEÑORA AYESTARÁN (Martina).- Quiero aclarar que una vez que el estudiantado decidió ocupar -como dijo Antonella, el 96 % de los estudiantes estuvo a favor-, lo único que hicieron la Dirección y la inspección, a la hora de la ocupación, fue boicotear la instancia decidida por el estudiantado, demorando la realización de las actas y el lacrado de las puertas. Además, los pasos a seguir con respecto a la ocupación fueron demorados a fin de retrasar las actividades planteadas con el estudiantado.

SEÑORA GARRIDO (Antonella).- También quisiera agregar que el segundo día de ocupación nosotros llegamos al liceo alrededor de la hora 7, a fin de que cuando comenzara el turno, que es a la hora 7 y 30, se pudieran hacer los trámites correspondientes a la ocupación, pero hasta la hora 9 y 15 no hubo nadie del equipo directivo.

SEÑOR VÁZQUEZ (Darío).- El primer punto de nuestras reivindicaciones refiere al rechazo de la transformación de la educación, como se plantea. En ese sentido, nuestra petición apunta a tener un rol participativo asegurado, con presencia de todos los gremios del país y de los docentes del núcleo sindical de la educación secundaria, porque consideramos que somos los protagonistas de la educación, y los que vamos a vivir y a sufrir todos esos cambios. Además, tener en cuenta un punto de vista interno con respecto a la transformación de la educación, inclusive, puede ser extremadamente nutritivo para un planteamiento de esa naturaleza. Asimismo, nos expresamos totalmente en contra del recorte presupuestal que se ha realizado para la educación. Por otro lado, hay una problemática que no solo atañe a nuestra institución, sino también a muchas instituciones educativas de Secundaria, y es la falta de atención de la salud mental.

SEÑORA GARRIDO (Antonella).- En cuanto a la salud mental, lo que nosotros planteamos -considerando el contexto particular que estamos viviendo después de dos años de pandemia- es que el estudiantado necesita un equipo multidisciplinario que se encargue de estas situaciones.

SEÑORA AYESTARÁN (Martina).- Quiero aclarar, ya que es bastante importante, que siempre que realizamos este pedido a la dirección y a la inspección -este tema también estaba incluido en las medidas de ocupación- se nos dijo que nosotros nos debíamos hacer cargo, e ir a tal lugar a solicitar ese apoyo de profesionales. Sin embargo, claramente, a nosotros nos parece que ese es un deber de la dirección y la inspección, y que no corresponde que el estudiantado sea el que solicite el apoyo de un profesional.

SEÑORA GARRIDO (Antonella).- En realidad, se nos delegó al DIE, que es el Departamento Integral del Estudiante, para que nosotros hiciéramos la petición de contar con equipos multidisciplinarios de apoyo psicológico, pero creemos que eso no corresponde y que el tema debe abordado por las autoridades de cada institución o, teniendo en cuenta la diversidad de las situaciones, por la Dirección General de Educación Secundaria.

SEÑORA AYESTARÁN (Martina).- Reitero que durante todo el año, y en varias instancias, hemos pedido el apoyo de profesionales. Por lo tanto, durante la ocupación no fue la primera vez que lo solicitamos. Como dijo Antonella, ese pedido a nosotres siempre se nos delegó.

SEÑOR VÁZQUEZ (Darío).- También nos expresamos profundamente en contra de la persecución sindical, como así también de la instancia que mantuvieron los compañeros con la inspección, en la que se dio una desigualdad jerárquica, como una persecución gremial. Además, dos docentes plantearon al director y al subdirector del liceo su disconformidad, ya que ni siquiera nos dejaron contar con la presencia y el apoyo del núcleo sindical en la instancia que se dio con la directora, el subdirector del nocturno y la inspectora de Secundaria.

SEÑORA GARRIDO (Antonella).- También queremos decir que cuando se llevó a cabo esa reunión con la Dirección y la Inspección -sin previo aviso-, más allá de los términos en los que se dio, dos docentes que forman parte del núcleo sindical y que participaron en representación del Consejo Asesor Pedagógico, como dijo mi compañero, le plantearon a la directora y al subdirector su disconformidad por los términos en los que se había dado dicha instancia. Por tal razón, estos docentes fueron denunciados por la dirección del liceo, es decir, por haber hecho esa gestión y concurrir como docentes del CAP -como docentes con los que tenemos vínculos- a expresar su rechazo y su preocupación por los términos en que se dio esta reunión. Eso nos parece importante porque, si bien una de nuestras reivindicaciones señala que estamos en contra de la represión sindical, como institución no estamos ajenos a estos hechos, sobre todo teniendo en cuenta que dos docentes del núcleo sindical, que asistieron bajo otros términos, pero fueron denunciados por la dirección del liceo.

SEÑORA AYESTARÁN (Martina).- Otra reivindicación que hemos planteado refiere a la accesibilidad, que es algo necesario para el liceo. Hace varios años estaba en funcionamiento un ascensor que habilitaba la primera planta hasta el segundo piso, pero hace cinco años, o más, que dejó de funcionar. Y otra cosa necesaria es una rampa, porque para llegar al primer piso no hay ninguna rampa para las personas que tienen una discapacidad física. La respuesta que nos da la Dirección es que no hay apoyo económico como para hacer esa reforma en la institución; además, siempre está la excusa de que el edificio es patrimonio histórico y que hay varios pasos a seguir para poder modificar la estructura.

SEÑORA GARRIDO (Antonella).- Todo esto nosotros también lo llevamos a la Dirección General de Educación Secundaria, donde las respuestas que se nos brindaron fueron que, particularmente, el trámite del ascensor estaba iniciado, pero que como había vencido el plazo, lo iban a volver a tramitar -no es únicamente el IAVA el que tiene un ascensor en desuso-, porque sigue siendo un lugar poco accesible para personas en situación de discapacidad. También hay que entender que algo que resalta de la fachada de nuestra institución son las escaleras que tiene a la entrada y realmente hay docentes y estudiantes que no las pueden subir. Eso es algo que nos preocupa, porque el hecho de que el liceo sea un centro accesible nos parece fundamental. Lo que decía mi compañera Martina respecto a las reformas edilicias fue otra de nuestras reivindicaciones. En los pasillos de la planta baja el techo está sostenido con mallas sombra y tejidos que no generan ninguna garantía de que los restos de escombros no caigan arriba de la cabeza de compañeros. También está la situación del salón 25, en la planta alta, que se inunda; allí funcionan clases que han tenido que ser cambiadas por el simple hecho de que el salón estaba inundado. Frente a todo esto, la respuesta que nos dio fue que al ser patrimonio – 4 – histórico -como señalaba mi compañera- hay una cantidad de pasos a seguir; se nos dijo que se podía encargar Paemfe, después que no, y que hay que hablar con una comisión de arquitectura de los lugares que están declarados patrimonio histórico y demás, y que el presupuesto que tiene Secundaria, y esta comisión, no alcanza para hacer las obras que están en proceso desde hace más de diez años en el IAVA.

SEÑORA AYESTARÁN (Martina).- Por todo esto que dijo mi compañera me parece importante aclarar que hay estudiantes que no están pudiendo concurrir al centro educativo porque no están dadas las condiciones de accesibilidad, y eso no puede suceder.

SEÑORA GARRIDO (Antonella).- También es necesario entender que una de nuestras reivindicaciones iba por el lado de en que el IAVA tenemos grupos de alumnos sordos e hipoacústicos y no contamos con suficientes intérpretes de señas para ellos y para alumnos en particular que hay en los distintos grupos. Otra de nuestras reivindicaciones se debe a que parece que hay un plan vigente desde la Dirección General de Educación Secundaria que establece que para los cuartos años de estos grupos se incorpore Idioma Español. Eso en el IAVA no está funcionando. Hemos tenido contacto con estos grupos y realmente para ellos es esencial contar con horas de Idioma Español, ya que todas las clases que tienen son en este idioma y no es el que dominan como lengua materna. Entonces, nos parece importante que si realmente queremos una educación inclusiva esto sea parte.

Compartir

Deja una respuesta