Los dictadores, exigen democracia

Lorenzo Aguirre

Uruguay, se pronunció contra la detención y persecución penal – por parte del dictador y asesino Daniel Ortega – a la que fueran sometidos dirigentes políticos de la oposición, y candidatos a las elecciones del próximo 7 de noviembre, en Nicaragua. El Parlamento uruguayo, en su momento promovió dos mociones para condenar al régimen de Ortega – ¡obviamente con oposición del Frente Amplio -, mientras que, Cancillería, instara al gobierno nicaragüense a liberar a los presidenciables – Félix Madariaga, Antonio Cruz, Cristina Chamorro, y Juan Sebastián Chamorro – para realizar los comicios dentro de un proceso democrático el cual fuera reconocido a nivel internacional. La Cámara de Representantes solicitó además la libertad de otros ciento veinte presos políticos, mientras el Partido Comunista de Uruguay se fue por las ramas hablando respecto a Colombia, y no faltó llevar la conversación sobre Iván Duque, o Piñera – criticados por el “fatigado trabajador”, el comunista Juan Castillo -, para sacar de la mesa el tema de referencia.

Uruguay, votó la resolución de la Organización de los Estados Americanos (OEA), condenando al régimen del matrimonio asesino Ortega – Murillo, y exigiéndole la liberación de los presos, como asimismo garantías en las próximas elecciones.

A modo de réplica chistosa, el ignorante embajador de Nicaragua, Luis Alvarado, no solo cuestionó la posición del presidente Luis Lacalle Pou, sino que, además, tuvo el atrevimiento de calificar de dictadura a nuestro gobierno, y denunciar “limitaciones a la libertad de expresión”, tomando como referencia la “Ley de Urgente Consideración” (LUC).

Sin lugar a dudas las manifestaciones por parte del chavista personaje – integrante de una dictadura que viola los Derechos Humanos, y lleva sobre sus hombros crímenes de lesa humanidad –, son un verdadero atropello, y sería loable que, el diplomático nicaragüense presentara pruebas respecto a su parloteo, o de lo contrario regresara a su casa, acompañado por los comunistas del Frente Amplio.

“OPINAR”, se manifestó muy bien, con firmeza y altura, a través de varias destacadas figuras – más allá de las plausibles reflexiones y respuestas hacia el Sr. Embajador de Nicaragua, por parte de nuestro representante ante la Organización de los Estados Americanos, Washington Abdala -, y en consecuencia no abordaremos al respecto, pero, sí, tomaremos el momento para exponer los “valores” que adornan las figuras del escatológico matrimonio, Daniel Ortega – Rosario Murillo, como asimismo, los líderes que manejan “el asunto latinoamericano”, y las organizaciones que “estimulan” y bregan por “democracias”.

En primer lugar, uno de los “niveladores” para la conjunción ideológica chavista – comunista – marxista, es el expresidente español José Luis Rodríguez Zapatero: “¡Tenemos que hacer que China, y ojalá la Unión Europea, pongan a Estados Unidos, en una situación imposible!”, señaló Rodríguez Zapatero en su discurso ante el “Grupo de Puebla”, cuyo objetivo fue establecer un contrapeso al “Grupo de Lima”, defender la revolución bolivariana del dictador Nicolás Maduro, y desmantelar en el continente, los gobiernos de derecha.

Rodríguez Zapatero, es también, nexo, e hilo conductor, de la conspiración – a escala internacional – del magnate George Soros, “Grupo de Puebla”, y “Foro de Sao Pablo, para que, España, se convierta en el “laboratorio de proyección hacia un Nuevo Mundo”, a través del “ultimo y renovado” modelo económico socialista.

El expresidente español – el peor gestor económico que tuviera su país, y único exmandatario europeo apoyando al represor Nicolás Maduro – ha coqueteado con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia, el mayor grupo narcotraficante del mundo y la guerrilla comunista más antigua de América, la cual atacara la democracia y los gobiernos de Uribe, y Pastrana, quienes debieron luchar contra esos terroristas, los corruptos partidos “progresistas” latinoamericanos, medios de comunicación ultraizquierdistas, el expresidente norteamericano Barack Obama, y el siniestro peronista Papa Francisco I.

Los represores Ortega – Murillo

La vicepresidente nicaragüense Rosario Murillo – esposa de Daniel Ortega, al cual lleva de las narices – está acentuando aún más la represión, dejando en total evidencia y confirmando una vez más, el comportamiento de gobiernos “progresistas” – como Cuba, y Venezuela -, dando palo, y hambreando al pueblo.

Murillo, es una mujer llena de pasiones, desequilibrios, cuyo veneno – generado por su odio -, vomita a la desamparada sociedad de su país.

Dicho engendro, manifestó: “¡Repriman con todo y contra todo, sin miramiento!” … “si es necesario… ¡maten!”   

En cuanto a Daniel Ortega, se ha lanzado a cazar a  líderes opositores, y dejando de lado los hechos de la pasada semana, es oportuno destacar que, ese tipo de “democracia”, viene desde hace años, y tenemos en un dossier, trescientos cincuenta muertos – inclusive asesinados dentro de la Iglesia Católica “Divina Misericordia” -, mil quinientos heridos, más de setecientos detenidos, como asimismo “desaparecidos por arte de magia” – ¡espero que, asociaciones en busca de desaparecidos, en esta oportunidad también cumplan al respecto con la honorable marcha solidaria, preocupación, y acción! … ¿no? -, pintando de esta manera, una de las represiones catalogadas como la “operación limpieza con mayor atrocidades cometidas”.

Foro de Sao Paulo

Se trata de una organización integrada por las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia, el garoto Lula Da Silva, Rodríguez Zapatero, Nicolás Maduro, Dilma Rousseff, Correa, Evo Morales, y “nuestro” Pepe Mujica, verdaderas “joyitas” que han lanzado un plan para desestabilizar, emprendiendo movilizaciones y estrategias en pleno Covid – 19, como ha sucedido en Chile, y Colombia.

            Asimismo, lograr “reformas constitucionales”, controlar medios de comunicación, redes sociales, y a quienes manejan twitter estimularlos con felicitaciones, a efectos que sean considerados – ¡y los tontos se los creen! – “ejemplos de buenos revolucionarios”.

Entre otros puntos, el “Foro de Sao Paulo” trata de promover el consumo de droga, mantener permanentemente activo el concepto “los valores, son relativos, y llegado determinado momento deben ser modificados”, como asimismo en la educación, adoctrinar para la lucha de clases, empobrecer a la sociedad, y crear células de control ciudadano.

Como cereza en la torta… ¡Cuba, y Venezuela, brindarán la necesaria capacitación para llevar adelante los cometidos programados!

La democracia… ¡puede esperar!

Daniel Ortega, busca seguir como dictador, atornillado en el asiento presidencial, y a la fuerza continuar aplastando a los opositores – como en 2018 -, sin importar los cientos de muertos.

El dictador nicaragüense, dijo: “los opositores que se encuentran encarcelados, son “criminales”, y están siendo investigados por “traidores a la patria”, y han cometido violaciones a los Derechos Humanos.”

La Organización de los Estados Americanos – que debería expulsar a Nicaragua, aunque dudo lo haga –, a través del Consejo Permanente, en sesión extraordinaria, con 26 votos a favor, y 3 en contra (Argentina, México, y Nicaragua), exigió a Daniel Ortega la liberación de presos, y garantías para los comicios de noviembre.

Compartir

Deja una respuesta