Misión cumplida

Fátima Barrutta

Nuevos e inminentes desafíos políticos me llevan en estos días a dejar transitoriamente la banca de diputado, que he ejercido en cinco oportunidades desde el 1ro de diciembre de 2020 al 18 de marzo de 2021.

El año que ha terminado ha sido uno de los más difíciles que ha transitado tanto nuestro país como el mundo. A la responsabilidad de representar el voto mayoritario de la ciudadanía, se sumó este contexto profundamente adverso, donde todos quienes desempeñamos roles legislativos, debimos poner razón y corazón en enfrentar una crisis sanitaria con duras consecuencias sociales, económicas y culturales.

Con ese viento en contra, tenemos la satisfacción de decir que dejamos nuestra banca con once proyectos de ley presentados, que recogen aspiraciones largamente reclamadas por la ciudadanía y aportan ideas acordes a los cambios tecnológicos y culturales de nuestro tiempo.

Los proyectos están sobre la mesa. Ahora corresponde al parlamento discutirlos, mejorarlos y convertirlos en once nuevas herramientas para el mejoramiento de nuestra vida y convivencia.

1. Calidad de aire

«La presente ley tiene por finalidad evitar, prevenir y reducir los efectos nocivos para la salud humana, el ambiente en su conjunto y demás bienes de cualquier naturaleza, de aquellas sustancias y partículas que se encuentran en el ambiente».

Con ese fin, nuestro proyecto mandata la definición y establecimiento de objetivos de calidad de aire, en lo que respecta a las concentraciones de partículas, ozono, dióxido de azufre y dióxido de nitrógeno. Generando métodos y criterios de evaluación de estas sustancias, instalando estaciones permanentes de monitoreo de calidad del aire cada 15000 habitantes (con excepción a Montevideo cada 50000 habitantes) e informando a la población sobre su evolución de manera ágil y en tiempo real.

2. Violencia digital

Planteamos un agregado al articulo sexto de la Ley de Violencia hacia las mujeres basada en género, que incorpora la figura de la violencia digital, entendida como «toda acción dolosa realizada mediante el uso de tecnologías de la información y la comunicación, y las redes sociales, por la que se exponga, distribuya, difunda, exhiba, transmita, comercialice, oferte, intercambie o comparta imágenes, audios o videos reales o simulados de contenido íntimo sexual de una persona sin su consentimiento, sin su aprobación o sin su autorización y que le cause daño psicológico, emocional, en cualquier ámbito de su vida privada o en su imagen propia. Así como aquellos actos dolosos que causen daño a la intimidad, privacidad y/o dignidad de las mujeres, que se cometan por medio de las tecnologías de la información y la comunicación, y redes sociales.”

El proyecto introduce, además, una nueva medida cautelar para sancionar la ocurrencia de violencia digital y mediática. Otorgándole a los magistrados una herramienta acorde al nuevo delito. 

Y se agregan cuatro nuevas agravantes especiales a los delitos establecidos en la Ley de Violencia Basada en Género; estas son; cuando se obtenga algún tipo de beneficio no lucrativo; cuando se cometa contra una persona que no pueda comprender el significado del hecho; cuando el delito sea cometido por un servidor público en ejercicio de sus funciones, y cuando a consecuencia de sus efectos, la víctima atente contra su integridad o contra su vida.

3. Paridad de género

Nuestro proyecto en este importante tema aspira alcanzar la igualdad sustantiva dentro de la actividad política. 

Como se recordará, la última legislación al respecto resolvió que las listas de los partidos políticos debían contener el criterio de que ambos sexos  estuvieran incluidos en cada terna, lo que se tradujo en el “dos a uno”, y que, en la inmensa mayoría de los casos, se armaran con dos hombres en las primeras posiciones y una mujer en la tercera, quien a su vez podía ir acompañada de candidatos hombres en la línea de suplentes inmediata.

Lo que propusimos este año fue que se legisle para que exista «igual número de mujeres y de hombres intercaladamente entre ambos géneros en forma alterna y sucesivamente entre los candidatos que se postulen en las distintas listas, nóminas, registros, etc., utilizadas en el acceso a puestos de representación política».

La propuesta no es antojadiza, porque las evaluaciones internacionales de calidad democrática, donde Uruguay suele ocupar los primeros lugares, nos bajan la nota justamente en la falta de la participación equilibrada y de igualdad formal y real entre mujeres y hombres en la toma de decisiones. Entonces, ¿es realmente plena una democracia donde la presencia de mujeres en los cargos públicos y en las bancas senaturiales y de diputados, es tan menguada como la nuestra?

Nuestro proyecto establece paridad de género en las listas, proclamación paritaria por departamento y línea de suplentes del mismo género.

Porque no hay democracia plena si no hay paridad. Porque no hay futuro sin mujeres.

4. Hospital Escuela Veterinaria

Al igual que en lo que hace a la protección del ambiente y a las políticas de género, nuestra acción parlamentaria también fue sensible a la defensa del bienestar animal.

Propusimos crear el Hospital Escuela Veterinaria, para que sea administrado por la Facultad de Veterinaria de la Universidad de la República, en coordinación con el Instituto Nacional de Bienestar Animal del Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca. El proyecto busca beneficiar la salud de aquellos animales considerados de compañía y aquellos equinos que no son utilizados con fines deportivos o de espectáculo. Para lograrlo, reclama la universalización del servicio veterinario, público y gratuito, coadyuvando en la formación de los futuros médicos de esta especialidad y transversalizando la educación, permitiendo que otras facultades públicas y privadas puedan formarse en el Hospital escuela, profundizando los cambios iniciados por leyes anteriores y preservando para el patrimonio del Estado el emblemático edificio de la Facultad de Veterinaria. 

5. Pensión y asistencia a las víctimas de siniestros de tránsito causados por conductores bajo intoxicación alcohólica

Este proyecto crea una prestación de seguridad social denominada Pensión a las Víctimas de Siniestros de Tránsito Causados por Conductores Bajo el Efecto de Intoxicación Alcohólica, que estará a cargo del Banco de Previsión Social, siendo temporal o vitalicia, según la circunstancia lo indique.

Se basa en el principio de que, independientemente si existió o no reparación por empresa aseguradora, el Estado debe responder por su papel de garante, en el entendido de que su obligación es velar por la vida y seguridad de los habitantes de la República y proceder a mitigar el mal causado.

El proyecto concede una pensión y brinda asistencia a las víctimas, sus causahabientes y eventualmente la asistencia al victimario. La prestación de la pensión, que deberá ser brindada por el Banco de Previsión Social, ascenderá a seis Bases de Prestaciones y Contribuciones mensuales, que serán reajustadas de acuerdo con el régimen general de ajuste de pasividades.  Asimismo, los beneficiarios tendrán derecho de recibir en forma gratuita prestaciones médicas interdisciplinarias en el marco del Sistema Nacional Integrado de Salud, sumadas al apoyo de científicos y técnicos para la rehabilitación física y psíquica, necesaria para su reinserción social y laboral.

6. Tambores

Las esferas de lo patrimonial y cultural también han sido protagónicas en nuestra actividad parlamentaria.

En ese marco, propusimos una ley de artículo único que declara «patrimonio cultural de la República Oriental del Uruguay los tambores denominados chico, repique, piano y bombo utilizados por los afrouruguayos a partir del legado ancestral africano, sus orígenes rituales y su contexto social como comunidad».

El candombe es una expresión cultural íntegramente nacional. La tradición afrouruguaya que encarna, lo convierte en un bien intangible de extraordinaria importancia en la identidad cultural de la nación. 

7. Vinos de producción uruguaya en eventos oficiales

Debería ser algo obvio pero, curiosamente, no se implementa regularmente. Nuestro proyecto mandata que en todos los eventos oficiales que se realicen en nuestro territorio y en el extranjero, «deberá ofrecerse exclusivamente vinos de producción uruguaya». Procuramos de este modo beneficiar en forma directa a toda la cadena vitivinícola y productos de la industria uruguaya relacionada con el vino, revalorizando los recursos humanos asociados a la producción, desde el viñedo hasta la comercialización, y reafirmando la presencia de estos productos en todas las representaciones diplomáticas uruguayas en el exterior.

Asimismo, con este proyecto se busca posicionar al vino uruguayo como parte del acervo cultural de la República, el que deberá ser promocionado e impulsado por nuestra diplomacia a escala planetaria.

De acuerdo con los datos proporcionados por el Instituto Nacional de Vitivinicultura, hace 25 años el sector ocupaba unas 12.000 hectáreas y contaba con 439 bodegas. Actualmente esa superficie ha descendido a 6.141 hectáreas, con 1.000 productores de uva y 165 bodegas.

El vino es producción, comercio, fuente de trabajo, cultura y tradición. Es el pabellón patrio flameando en todas las mesas del mundo donde se comparte un vino uruguayo.

8. Casa por 100 pesos

Con el doble objetivo de evitar el despoblamiento de determinadas zonas del país que hoy cuentan con una población menor a tres mil habitantes, y ofrecer soluciones habitacionales a los sectores más vulnerables de la población, este proyecto comete a la Agencia Nacional de Viviendas la adjudicación de inmuebles con destino casa habitación, bajo el sistema de donación modal.

Sus beneficiarios serán, en orden de prelación, primero: inmigrantes llegados al país, con un plazo no mayor a los últimos tres años. Segundo: mujeres víctimas de violencia definida por la Ley de violencia hacia las mujeres basada en género. Tercero: jubilados o pensionistas de cualquiera de las cajas o servicios que brinda el Estado. Y por último: cualquier otra persona que así lo solicitare. 

Atribuyéndoles a éstos una gran carga de responsabilidades, obligaciones y prohibiciones que hacen de modo de la donación. Por otro lado, se les atribuyen beneficios tributarios y de seguridad social para fomentar el arraigo de los nuevos colonos.

Al momento de presentar la solicitud, el postulante deberá abonar una tasa simbólica de cien pesos uruguayos.

Esta idea surge de la iniciativa de un alcalde italiano, que logró repoblar su ciudad a partir del concepto «una casa por un euro», el cual se extendió rápidamente a otros países de Europa, por su originalidad y pertinencia social y urbanística.

9. Violencia obstétrica

Planteamos ampliar por la vía de la modificación  a la Ley de Violencia Contra la Mujer Basada en Género, la Violencia obstétrica, entendiendo por tal «toda acción, omisión y patrón de conducta del personal de la salud en los procesos reproductivos de una mujer, que afecte su autonomía para decidir libremente sobre su cuerpo o abuso de técnicas y procedimientos invasivos».

También la que se ejerza «sobre mujeres gestantes, o en el momento de la asistencia del parto, o estando en proceso de interrupción del embarazo» y la que surja de «no brindar la debida asistencia e información, tanto a la mujer como al familiar autorizado que así lo requiera”. Por medio de las sanciones previstas, se procura disuadir la atención no respetuosa, y asegurar una mejor asistencia a la madre y al recién nacido, manteniendo el respeto que proteja la fisiología del parto y la vinculación del bebé y la familia.

10. Donación de Placenta Humana

Este proyecto declara «de interés nacional el fomento de la Donación de Placenta Humana, obtenida bajo los protocolos y procedimientos médicos adecuados establecidos por el Instituto Nacional de Donación y Trasplante de Células, Tejidos y Órganos, para uso reconstructivo y terapéutico humano».

Solo tres maternidades trabajan de forma honoraria para donar placentas al Instituto Nacional de Donación y Trasplante: las del Hospital Militar, el Hospital Británico y el Sanatorio Americano. Si bien las maternidades del Pereira Rossell y del Hospital Policial disponían de políticas para recibir y enviar la placenta al Instituto Nacional de Donación y Trasplante, en la actualidad ya no lo hacen.

Sobran los motivos para que el Estado Uruguayo tome como política nacional el fomento de la Donación de Placenta; comunicando a la población de los enormes beneficios que tiene para todos aquellos que sufren y necesitan los tejidos y membranas extraídos de ella.

11. Analgesia epidural para madres que padecen muerte fetal intrauterina

Se trata de un proyecto que tiene por objeto prestar en forma gratuita y universal, la analgesia del parto de tipo epidural, en aquellas madres que padecen muerte fetal intrauterina y que opten por el procedimiento de parto inducido y por cesárea, cualquiera sea el período de gestación. 

Se establece como beneficiaria a cualquier mujer, sin distinción de su nacionalidad; que manifieste su voluntad por escrito de recibir la analgesia.

De acuerdo con nuestra propuesta, una vez aprobada la ley, el Ministerio de Salud Pública y el Fondo Nacional de Salud tienen un plazo de 30 días para instrumentar la obligatoriedad de brindar la analgesia epidural en todos los centros de salud, prestadores de servicios, clínicas y maternidades, ya sean públicas y privadas, de todo el territorio nacional.

Al otorgar esta prestación por parte del Estado, se intenta de alguna manera mitigar el sufrimiento de una madre que debe enfrentarse a una realidad inimaginable y un dolor que la acompañará toda su vida.

La intensidad con la que viví estos 5 ingresos a la Cámara de Representantes, como diputada por Montevideo, sobre todo en estos tiempos sombríos de pandemia, y al momento de dejar transitoriamente la banca nos hacen mirar atrás y sentirnos con la satisfacción del deber cumplido.

Nuevos desafíos políticos nos encontrarán otra vez en el camino de la propuesta, al servicio de la República y la justicia social.

Compartir

Deja una respuesta