Nicaragua – Camino a las presidenciales

Rosario Murillo; ¡repriman…

si es necesario, matar!

Lorenzo Aguirre

La evangelizadora frase llega a través de “la madre Rosario de Nicaragua”, una mujer que, vaya a saber por qué vírgula, se “convirtió” al catolicismo, y entre “cuenta y cuenta” va desglosando un padrenuestro neo testamentario, avemarías adornadas con “bendiciones” y “socrática tolerancia”, mientras repite, “el gobierno de Ortega, es cristiano”, a la vez que, la represión y ataques brutales a un pueblo pidiendo a gritos no violencia, es moneda corriente. El exguerrillero sandinista Daniel Ortega busca reelegirse para un cuarto mandato consecutivo – en el poder desde 2007, tras una reforma Constitucional eliminando los “Límites a la Reelección, para mandatos sucesivos”, más allá que gobernara el país entre 1979 y 1990 – sin temblarle la mano para reprimir, entrando así, al honorable menú de violadores a los Derechos Humanos, pero convertido en nibelungo nicaragüense.

Su “musa” esposa y vicepresidente, apoya al “compañero” estimulando la “operación limpieza” – como ofrenda al Apocalipsis -, a efectos de llegar sin urticaria a las presidenciales del próximo domingo 7 de noviembre, y entonces, desde un totalitario sillón presidencial traer los “Cielos a la Tierra” para que, el pueblo, deje de sucumbir a los bacanales carnales, ambiciones, conquistas, poder, gula, y otros pecados capitales. De esta forma, la marxista, leninista, y atea doña Rosario, se transmutará – al decir de heréticos – en “Hija de la Emanación Buena”, y su reiterada expresión crepuscular, “¡repriman contra todo!, ¡si es necesario, matar!, será tan solo la absurda, “extraordinaria”, y simple definición, “la vida es la propiedad que distingue a un ser vital y en funcionamiento, de uno muerto”.

La Unión Europea impuso sanciones a catorce personas en el contexto de la crisis política que vive Nicaragua, incluyendo la vicepresidente Rosario Murillo, y a su hijo Juan Carlos Ortega Murillo – actual Jefe del “Movimiento Sandinista”, y presidente de Canal 8 de Televisión -, por ser responsables de graves violaciones a los Derechos Humanos.

Las sanciones, implican entre otras cosas la imposibilidad de transitar por territorio europeo, como asimismo el congelamiento de haberes dentro del mencionado bloque.

Entre los penados, se encuentran, el Consejero Económico, Bayardo Arce, el presidente de la Asamblea Nacional, Gustavo Porve, la presidente de la Corte Suprema, Alba Luz, y la Fiscal General, Ana Guido Ochoa, entre otros.

“Operación limpieza”

Daniel Ortega, y Rosario Murillo, detuvieron al excanciller de Nicaragua en Washington, Francisco Aguirre, culpándolo de delitos contra el Estado, mientras en forma paralela prohibieron 40 oenegés – entre ellas el Centro Nicaragüense de Derechos Humanos – bajo acusación de promover actividades terroristas y golpistas, además de cancelar la personería jurídica de 24 organizaciones, y 15 asociaciones médicas, dejando un profundo vacío en el área de salud.

Los hechos vienen al caso porque científicos monitoreaban el desarrollo de Covid – 19, y daban informes, como, asimismo, observar el accionar del gobierno, el cual, a través de la vicepresidente siguieron convocando a participar masivamente en eventos públicos, religiosos – Rosario Murillo se “convirtió” de la noche a la mañana en creyente, porque era necesario, oportuno desde el aspecto político pues el pueblo de Nicaragua es muy cristiano -, y a no realizar distanciamiento social, ni cierre de fronteras.

Ortega, obligó a médicos, no reportar sobre contagios y fallecidos – Rosario Murillo, manifestó, “en caso que algún ciudadano tenga la mala suerte de caer contagiado será por no ser un verdadero marxista leninista”-, en un país en el cual vacunaron solamente al 6% de la población.

Con 144 presos políticos ahora la represión llega a periodistas: “¡en Nicaragua, quien alce la voz, estará en absoluto riesgo!”.

¡A propósito…!, ¿qué dicen “progresistas” uruguayos, chicas portadoras de materas con impresiones de “Che”, y dueñas de felicidad estentórea, ropaje ceñido, agudos escotes dejando ver gran parte de bondades siliconadas, acompañando a sindicalistas, y alzando la voz por despido del Sr. Eduardo Preve, coordinador del Informativo de Canal 10 ?

Candidatos

El excombatiente de la llamada “contra”, Oscar Sobalvarro, llega como opositor a través del partido de derecha “Alianza Ciudadanos por la Libertad”, pero quedó sin compañera de fórmula, pues, Berenice Quezada, fue inhabilitada hace una semana, con arresto domiciliario, sin comunicación telefónica, restricción migratoria, y prohibición de postularse a cargos públicos por “incitar al pueblo, a promover actos de violencia y terrorismo”.

Sobalvarro, exjefe de la desaparecida contrarrevolución, fue parte del gobierno de Violeta Chamorro (1990 – 1997), y diputado suplente en el período 2007 – 2012. Su reciente aspiración para los comicios de noviembre surgió cuando el gobierno de Daniel Ortega ordenó a la policía, detener – por menoscabar la soberanía – a todos los principales opositores, como también a los integrantes de una larga lista de oponentes entre los cuales figuran, Cristina Chamorro, Arturo Cruz, Félix Maradiaga, Miguel Mora, Noel Vidaurre – bajo arresto domiciliario por “menoscabar la independencia, e incitar la intervención extrajera” – y Medardo Mairena – líder del “Movimiento Campesino”, amnistiado luego de haber sido condenado a 216 años de prisión -, a quienes pretenden imputar una pena por traición a la patria.

También, se presentará a las elecciones el abogado Alfredo Montiel, y la administradora de empresas Jennifer Espinoza (“Partido Alianza Liberal Nicaragüense”), el diputado Mauricio Orúe, y Zobeida del Socorro Rodríguez, (“Partido Liberal Independiente”).

Otros candidatos, son: el diputado Walter Espinoza (“Partido Liberal Constitucionalista”), el abogado Gerson Gutiérrez, y Claudia María Romero (“Partido Alianza por la República”), y el pastor Guillermo Osorno, con Violeta Martínez (“Camino Cristiano Nicaragüense”).

Cinco, de las siete fórmulas inscriptas no representarían a la oposición, y serían en buena medida colaboracionistas del gobierno Ortega – Murillo, apoyando finalmente a “Alianza Unida Nicaragua Triunfa”, encabezada por el “Frente Sandinista de Liberación Nacional”.

En los comicios del próximo 7 de noviembre se elegirá presidente, y vice, como asimismo 92 diputados de la Asamblea Nacional, 47 para obtener la mayoría absoluta,

La toma de posesión del presidente será el 10 de enero 2022, los diputados de la Asamblea Nacional asumirán el día anterior, y diputados para el Parlamento Centroamericano lo harán entre el 15 de enero, y el 15 de febrero.

La Organización de Naciones Unidas ha denunciado los ataques brutales contra el pueblo, ejercidos por la Policía Nacional conjuntamente coordinada con grupos armados pro gobierno. Daniel Ortega, y Rosario Murillo, no negaron dicha acció

Compartir

Deja una respuesta