NUNCA MAS!!!

Ayer 27 de junio se cumplieron 48 años del golpe de estado.

Se toma esta fecha cuando oficialmente disolvieron el parlamento.

Pero la historia del golpe no empezó un 27 de junio, ni siquiera empezó en este mismo año.

La fecha del golpe no es junio, sino febrero.

La historia esta renga, y va ser difícil hacerla caminar bien en estos tiempos, ya lo se.

Memoria hemipléjica no sirve.

En junio vieron todos lo que se venía, pero en febrero muy pocos se darían cuenta e incluso otros no lo veían con malos ojos lo que estaba pasando.

Ese «Febrero Amargo» marcaría un «affaire» veraniego, donde ningún partido u organización social y sindical, sale bien parada.

Carlos Quijano le advirtió a la izquierda sobre la falsedad del progresismo del Ejército uruguayo, que muchos creyeron advertir en los famosos Comunicados 4 y 7 difundidos en ese febrero de 1973. En aquellos hábiles comunicados, las Fuerzas Armadas anunciaban vagamente sus objetivos políticos con cierto “tufillo” antiimperialista.

En su semanario Marcha, el 16 de febrero de 1973 escribió:

«No hemos vivido tantos largos años como hemos vivido, para renunciar y dar la espalda, movidos en el mejor de los casos por cegadores espejismos, a lo que siempre hemos creído: al poder militar como tal, como organización con personalidad, disciplina y fines propios no le corresponde ejercer el poder político”

Muchos cayeron en esos » guiños» que los Militares estaban haciendo.

Pero muy pronto la verdad se supo y la tan » imperfecta» Democracia que ellos querían hacer ver, terminaría desnudando todas mentiras que buscaban para llegar al poder.

“Hay triunfadores efímeros que las hojas del viento de la historia desparraman, y se olvidan hasta del odio de los pueblos. Ellos se sentirán vencedores, y muchos serviles y miserables se acercarán para decorar una situación momentánea, pero ya sentirán también el látigo de la historia sobre sus nombres y el de sus hijos, como una mancha indeleble por la inmensa traición que están cometiendo contra el Uruguay. Y de eso, señor Presidente, no los salvará absolutamente nadie; contra esto, nadie puede defenderse.”

Almilcar Vasconcellos: 27/6/1973

No importa de qué partido seas o a quien votaste.

Tampoco importa los «romances» momentáneos para sumar y sacar un voto más, lo importante es recordar la resistencia de una lúcida minoría que se negó en ese febrero del 73, una y otra vez a canjear libertad y democracia por otras causas y banderas.

Eso es lo que tenemos que defender.

La Democracia no es perfecta, pero es nuestra.

Sacamos y ponemos a quien queremos.

En el error o en el acierto.

Pero siempre con libertad.

A no perderla.

Compartir

Deja una respuesta