Preocupación y movidas de la familia policial

Zósimo Nogueira

Habiendo un nuevo Ministro en la cartera de Interior, el Circulo policial solicito audiencia a efectos de saludarlo, ponerlo en conocimiento de las actividades que realiza la institución, el grupo de representa procurando un canal de comunicación para trasmitirle las inquietudes de su masa social y aportar conocimiento profesional en el área de seguridad.

Se canalizo este pedido a través del Director de la Policía Nacional Comisario Mayor (r) Diego Fernández.

 Fijada la audiencia para 6 de julio pasado, una delegación de cuatro integrantes de la Comisión Directiva encabezada por su Presidente Crio General (r) Wilfredo Rojas fue recibida por el Ministro Luis Alberto Heber quién era secundado por el Director de la Policía.

Días antes se obtuvo copia del proyecto de Rendición de Cuentas; de su lectura  surge que se proyectaba una modificación en la prestación de los servicios de Sanidad policial que traería graves perjuicios para parte del colectivo que se asiste en dicha institución.

Esto le agrego contenido a la audiencia. Motivó una evaluación de las consecuencias que generaría su puesta en práctica.

La entrevista abarcó temas profesionales y sociales de la función policial; relacionamiento interno y con la colectividad.

Se hablo del sistema de calificaciones y ascensos que con el uso del criterio de selección altera la carrera policial, es injusto, politiza y partidiza la conducción del Instituto Policial.

Las reformas realizadas en el pasado reciente permiten perpetuarse en destinos y puestos de comando.

Esto ha sido agravado con la reducción de grados sin variar los tiempos de permanencia en los mismos. 

Es decir, se puede alcanzar la máxima Jerarquía con cuarenta años, con una carrera digitada y hasta pasado los 60 años de edad no le genera causal de retiro.

Por lo tanto las siguientes administraciones lo tendrán ocupando un cargo y un destino, o simplemente ocupando un rango y un cargo presupuestal hasta pasar a retiro.

Sea capaz, incapaz, afín o no las políticas que el gobierno de turno pretenda aplicar.

Un sistema selectivo que posibilita comuniones ideológicas, religiosas, de etnias raciales, grupales o de intereses. Un sistema injusto y que favorece a la corrupción.

Ya hay trascendidos de prensa con ejemplos de  oficiales superiores en comisión en otros organismos del Estado. No serán tenidos en cuenta y son muy jóvenes.

Esto desalienta, reduce el interés por la capacitación y posibilita promociones de discutida idoneidad.

Se abordó el tema de la edad de retiro que debe ser diferente a otras actividades del quehacer del Estado; de que se avecinan modificaciones en el sistema previsional y que el policía merece una consideración especial.     

 Se habló de la LUC, de las mejoras que aportó, pero aún no se previa el resultado que se avecina.

Es todo un tema a considerar, las complicaciones que genera su posible derogación.

La propuesta incluida en el art 60 decía que la cobertura médica no le corresponde al integrante del núcleo familiar  del personal policial en actividad y retiro cuando cuente con cobertura médica provista  por el sistema nacional integrado de salud. FONASA

Se le explico al Ministro de los graves perjuicios que esto acarrea, especialmente a los policías de más bajos recursos.

Es común que la o el cónyuge del policía obtenga un trabajo zafral, esporádico, intermitente, como ser el cuidado de enfermos o minusválidos, tareas domésticas en el caso de las mujeres, de albañilería, jardinería etc los hombres.

Si los ingresan al sistema previsional generan beneficio del Fonasa, para él y su prole.

Luego cuando cesan vuelven a Sanidad Policial, con todos los trastornos administrativos, ingreso y egreso de beneficiarios por un lado, pérdida de vínculo con el centro de asistencia, con el médico tratante etc.

A eso se debe agregar lo económico, la variación de los precios de tickets de atención, y de medicamentos muy superiores en la esfera mutual, para muchos solo accesible la atención por Asse.

En el Hospital policial el ticket por medicamento o consulta para el personal subalterno es de $57.

Parece ser que Economía esperaba un ahorro superior de los gastos que genera la familia del policía en el interior del país por la atención con Femi.

Pero resulta que solo tienen derecho a atención mutual de Femi los funcionarios en actividad o retiro, o sea los titulares del servicio; su familia tiene la cobertura de ASSE, salvo consultas muy especiales.

Por lo tanto el ahorro es muy inferior y los perjuicios y trastornos muy significativos.

El Ministro Heber fue muy receptivo y expresó que se ocuparía del asunto.

Sabemos que  las actuales autoridades de Sanidad policial, hicieron aportes detallados y ampliatorios sobre el tema. Punto positivo para el Ministro. Ese artículo 60 fue retirado de la rendición de cuentas.

Por medios de prensa y comunicados vía whatsapp trascendió que el Sindicato Policial de Montevideo, planteo la misma situación. Son buenas y sanas esas coincidencias.

Fuera de estas consideraciones estuvimos leyendo el proyecto de Rendición de cuentas y advertimos que en su art 70 se hace una nueva modificación del Artículo 193 de la ley 12376 del 31 de enero de 1957. Trata sobre la contratación de policías eventuales por parte de Entes Autónomos, Servicios Descentralizados, Gobiernos Departamentales y Empresas Particulares los servicios especiales que requieren de las Jefaturas de Policía, Direcciones Naciones y Direcciones Generales del Ministerio del Interior.

Cumplirán funciones  inherentes al escalafón ejecutivo de la Policía Nacional, debiendo el contratante abonar mensualmente y por adelantado los costos de dichos servicios en la forma y condiciones que determine la reglamentación dictada por el Poder Ejecutivo.

Creemos que  se sigue con la política del anterior gobierno sin advertir que este sistema fracasó y dio lugar a la creación del 222. 

Esto ocurrió por la sencilla razón que el funcionario policial eventual (pese a recibir instrucción  en los órganos del instituto policial) sabe que depende presupuestalmente de ese organismo de carácter civil. Es a él y a sus mandos a quienes debe responder. Son sus jefes y compañeros

El gobierno pasado refloto este sistema agobiado por la demanda de servicios 222 que no podía cumplir por haber resuelto la reducción de horas hombre por mes.

Fue mucha la presión de organismos como la IMM, el Brou y algunos entes autónomos desconformes con las prestaciones de empresas de seguridad limitadas por carecer sus guardias del “estado policial”.

Estos policías eventuales tienen la ventaja de su estatus que le permite actuar como policía ejecutivo, pero carecen de vínculos con el resto de la Institución policial.

No han adquirido el conocimiento y la experiencia del trato cotidiano con el ciudadano damnificado de un eventual delito ni con el supuesto trasgresor.  

Sin lugar a dudas posee fortalezas en comparación con un guardia de seguridad, pero también debilidades al compararlo con un policía avezado en la función cotidiana.

Hemos abordado algunos puntos relevantes del proyecto de rendición de cuentas, en breve deberemos repasarlos una vez aprobada esta ley pero se vislumbra una gran contienda de intereses al analizar los efectos de una posible derogación de la Luc.

No es una tarea exclusiva de los legisladores, toda la comunidad será afectada por la vigencia u anulación de esta extensa y variada ley. Ahí estaremos, generando opinión.

Compartir

Deja una respuesta