Rendir cuentas al parlamento

Marcelo Gioscia

Transcurridos tres años de haber asumido la Presidencia de la República, el próximo 2 de marzo de 2023, el Dr. Luis Lacalle Pou, en nombre del Poder Ejecutivo, dirigirá su mensaje al Parlamento Nacional y además de brindar el estado de situación en la que se encuentra nuestro país, se estima que brindará otros anuncios de significación. Anuncios que -según ha trascendido- tienen relación con el cumplimiento de promesas de campaña electoral, como la disminución de impuestos, los que deben comunicarse a la ciudadanía y ser puestos en funcionamiento. Se espera mucho público en los alrededores del Palacio Legislativo, así como en las barras de la Asamblea General, tanto para escuchar el mensaje en forma presencial, como para expresar el apoyo al Presidente de la República, pese a que como él mismo lo ha aclarado, su bandera sea la de Uruguay mientras ejerza la titularidad del Poder Ejecutivo, concurrirán inevitablemente, sectores de su Partido Nacional y de miembros de la coalición. Tres años que, sin lugar a dudas no han sido sencillos de sobrellevar, pero en los que el Primer Mandatario, ha sabido conducir al conglomerado de fuerzas políticas de la Coalición Republicana, buscando en todo momento respetar el acuerdo programático suscrito y por sobre todo la libertad y los derechos de todos los habitantes de este suelo. Nadie imaginó que una emergencia sanitaria se desataría a nivel mundial y local, con consecuencias negativas de real significación para los menos favorecidos, como para las arcas públicas. Como tampoco llegó a aquilatarse, la tenaz oposición de quienes fueron desplazados del poder luego de quince años, pero en puridad no lo aceptaron. En vez del cierre compulsivo sugerido por la oposición, primó entonces el sano criterio de la “libertad responsable” y con una rápida respuesta de contenido social, pudo enfrentarse con éxito la situación inesperada. Llovieron las solicitudes de residencia permanente de ciudadanos de países vecinos, al demostrarse estabilidad institucional, seriedad y transparencia. Los índices económicos muestran un crecimiento alentador; se ha controlado la inflación y ha disminuido el desempleo; las obras públicas de infraestructura, se reactivaron y en muchos casos, hasta cambiando la fisonomía de nuestras rutas, puentes y caminos. Han seguido a buen ritmo las obras que hacen relación a la segunda planta de celulosa y poco a poco se ven las transformaciones que son producto de la ingeniería civil. Las actividades turísticas han ido retomando su normalidad y la presente temporada veraniega está dejando números positivos, alentadas por políticas que contemplan un sector de actividad particularmente afectado por las restricciones sanitarias que felizmente se han ido levantando, como ha ido sucediendo en la región y en el mundo. La implementación de la necesaria reforma educativa es un hecho y un nuevo desafío lo constituirá la de la seguridad social. Mientras la oposición sigue empeñada en augurar calamidades y en poner palos en la rueda, en estos tres años, ha quedado demostrado el ordenado manejo de los recursos públicos y el profundo respeto por el Estado de Derecho.

Compartir

Deja una respuesta