Tarde piaste…!

Ricardo Acosta

Cuentan que un par de estudiantes, en una ocasión le quisieron hacer una broma a un compañero. Apostaron a quién de los tres se atrevía a tragar un huevo cocido, de un solo trago. Aceptada la apuesta, los dos muchachos pusieron dos huevos cocidos y uno crudo, que se encargaron de dárselo al tercero.

Este tomó el huevo y en el momento de pasar por la garganta del joven, el pollito pió, lo que hizo que aquel exclamara…  ¡tarde piaste!).

El que pío tarde fue Daniel Martínez.

El tema es saber si sus declaraciones son parte de un sincericidio o una estrategia buscando algo más.

En una interesante entrevista que le hizo el colega Martin Tocar del Observador, Martínez declaró que «Yo sabía que iba a perder; que ese era mi papel en un momento histórico».

Daniel Martinez es claramente la imagen de un Frente Amplio sin conducción. Sin una idea clara hacia donde quieren ir y cuáles son sus proyectos a futuro. Son un cúmulo de individualidades tirando para cada uno para su chacra.

Su golpe en el pecho en aquel estrado en noviembre, su arenga y su posición ante su electorado era todo una farsa. Sabían de antemano que perdían. Pero no lo reconocieron esa noche.

Haciendo un balance de la elección de noviembre, parece que Martínez, quedo super contento, loco de la vida por perder por poco en el balotage.

Lo manejaron como un títere toda la campaña. Le cambiaron en la marcha todos sus asesores.

Todo lo demás fue manija. Sabía desde que arranco que no había manera de ganar.

Muchos manejan la hipótesis del que el FA busco perder la elección, dado los malos números se iban a venir y que eran difíciles de aguantar.

Una hipótesis, tan solo eso.

Igual eligieron bien para poder perder.

Con un discurso errático e inseguro en todo momento y de poco contenido en general.

Pierde por poco, no por virtudes de él, sino por el votante frentista, el mismo que le pegó una cachetada a Martínez y a su fuerza política en octubre y con el miedo de que podían perder, volvieron a votar en noviembre, pero sin sentirse 100% representado.

Pero si creían que su inseguridad terminaba ahí, también se cuestionó su participación en la elección a Intendente y su búsqueda de la reelección.

Otro error.

Se dejo llevar por la tribuna que lo rodeaba.

¿Qué precio pago?

Que su lista, la 90, la historica lista Socialista que siempre perteneció, le dio la espalada.

No lo apoyo.

Otra vez perdiendo y a sacar del medio.

Su estrés permanente durante la campaña presidencial, y su pérdida de memoria, son claras causas de una persona que no estaba preparada ni para la candidatura y menos para gobernar.

Su agotamiento fue provocado por la falta de apoyo de su fuerza política, que muchas veces lo dejaron solo y que cuando los necesito, no estuvieron.

Tarde piaste Daniel!!!!

Solo lo » ayudaron» en noviembre poniendo a Orsi al frente de campaña, que terminó siendo un gran sacudón en la recta final.

El frentista de ley, el moderado, el que sigue la huella de Seregni, ese votante fiel el que va con la bandera a todos lados, no tiene lugar, no esta representado.

Los comunistas y el MPP siguen manejando a una coalición de izquierda sin rumbo y sin un líder firme, que agarre el timón.

Con cuestionamientos éticos, con muchas resoluciones judiciales para varios de sus dirigentes, el FA en estos años se aferra solamente a mística de su lucha. (¿?)

Pero con eso no alcanza.

La autocritica no alcanzó.

No le llegaron a la gente.

Es más, la preocupación actual de Martínez, debe ser la del FA también.

Si no es bien visualizado el mensaje, pierden en el 2024 y » marchan al espiedo» como dijo el ingeniero, sin entender como esos sectores que los apoyaron durante 20 años, ahora no lo hacen.

Martinez, alejado de la política, solo ahora como un militante más,  prometió hace un tiempo que no se presentaría a las elecciones del 2024.

Igual no se le ve uña para guitarrero y más teniendo en cuenta que tanto Carolina Cosse, como Yamandú Orsi están encabezando las preferencias y todo da a suponer que sera un mano a mano entre ellos.

Su aparición mediática esta lejos de ser por beneficencia.

Algo esta buscando.

Veremos que será.

Recuerden: En política no hay muertos sino heridos de gravedad.

Compartir

Deja una respuesta