TELEMEDICINA

Alvaro Vero

El 11/12/21 el Dr. L. Cipriani, Presidente de ASSE, informa que se «sumará muy potente la Telemedicina, en aspectos vinculados con la Salud Mental, esta pandemia nos adelantó 10 años de la telemedicina en Uruguay, estamos comenzando con los planes piloto, pero no de la comunicación telefónica con el médico sino con verdaderos equipos de telemedicina » (informó el Jerarca).

Este es el quinto reporter que hacemos a nuestros amables lectores con la experiencia de haber planificado y programado el primer sistema de tecnológico que permite telemedicina en FEMI, en los años (2008-2014) con el programa FEMI salud digital financiado por el Bco. Interamericano de Desarrollo-FOMIN y auspiciado por el MSP que tuve el honor de dirigir.-

En pocas palabras la tecnología permite que en los lugares que no se cuenta con suficientes médicos y especialistas tengan la posibilidad de una atención médica de calidad, con oportunidad, de bajo costo operativo, mejorando la calidad de vida.

La OMS la define como la prestación de servicios de atención sanitaria donde la distancia constituye un factor crítico, para intercambiar datos, para hacer diagnósticos, tratamientos, evoluciones e investigación.-

De acuerdo a los actores que participen podrá ser Profesional-Profesional intercambiando experiencia; Profesional-Profesional-paciente; o profesional-paciente.-

Las consultas podrán ser en tiempo real, diferidas o de urgencia.-

En mi opinión la pandemia no es que «adelantó su desarrollo»,,, sino que el mismo se ignoró durante más de 10 años, tanto que existen 2 leyes que  la admiten como procedimiento asistencial  (19286 del 2014- y 19869 donde se implementa del 4/2020 ).-

Evidente que el retraso fue del conocimiento de su existencia, aplicaciones y bondades donde además todos los partidos políticos respaldaron su desarrollo.

Su desarrollo implica complejidades, estaciones o consultorios inteligentes (no hay), estaciones para el profesional consultante, los estándares de imágenes (Dicom), estándares para comunicación de datos (HL7), para la terminología médica (Snomed). Sobre esto el tema está resuelto por el proyecto FEMI-BID para todo el país , que permitió además el modelo de historia clínica, el sistema de información de laboratorio (LIS) y el sistema de información  radiológica (RIS).

Simplificando las cosas permitiría consultas programadas con el centro departamental, con la capital ,con el exterior, con intercambio de datos clínicos, imágenes ,trazados en muchas especialidades además de la siquiatría invocada, cardiología, obstetricia, dermatología, urgencias traumatológicas y quirúrgicas, pediatría, etc. con diagnósticos y tratamientos rápidos y oportunos.

El marco legal ya está, hay que tratar la resistencia al cambio, la capacitación en informática médica escasa, mantener y mejorar la interoperabilidad con los estándares, y la conectividad de ANTEL que permitirá la llegada de Internet a todo el interior.

El camino  básico está hecho desde hace tiempo, muchos años, y debo confesar que es complejo, porque suma conocimientos médicos, de informática médica, de tecnología y de ingenieros de sistema específicos en redes, mas aquellos factores que dependen del estado.

Por ahora es una promesa política, la planificación pasará por la integración público-privada y por la institucionalidad que se le dé en el interior, cosa que entraría en la complementación de servicios de los sistemas y de la dimensión local o nacional que se le quiera dar.

En fin, al menos se habla de esto, siembra esperanza, pero pocas concreciones y certezas.

Compartir

Deja una respuesta